¿Cómo optimizar el rendimiento de tu máquina de anestesia?

Indicadores sobre el mantenimiento de su en condiciones de trabajo superior

Si trabajas en un quirófano o en un centro quirúrgico, probablemente estés consciente del esfuerzo que implica el mantenimiento de muchas máquinas y sistemas relacionados, es decir, algunas máquinas realizan autocomprobaciones mientras que la mayoría requiere mantenimiento manual.

Por ello, es necesario realizar un mantenimiento diario, semanal, anual o según sea necesario, así como el cuidado preventivo para mantener estos en un punto óptimo para su uso en el recinto de salud.

¿Cómo optimizar el rendimiento de tu máquina de anestesia?

Una bien mantenida no sólo funciona mejor, sino que casi siempre durará más tiempo también. Por ello, en este artículo te presentamos 7 consejos para mantener este luciendo y funcionando como nuevo:

  1. Limpia la máquina de anestesia diariamente

A pesar de que la sala de cirugías tiende a ser un ambiente limpio, una máquina de anestesia aun así logra atraer el polvo y otras partículas en el aire, por ello, limpiar la máquina a diario garantizará que la misma permanezca luciendo como nueva y ayuda a mantener esas partículas fuera del interior de esta, evitando que estos elementos afecten su correcto funcionamiento.

  1. Asegúrate de que las trampas de agua de la máquina no estén llenas

Una trampa de agua llena tiende a causar grandes problemas en la máquina, incluso al punto de hacer que falle totalmente.

  1. Mantén las pilas en buen estado

Al dejar la máquina enchufada en el tomacorriente de pared, mantendrás las baterías de la máquina, y por tanto asegurarás que duren más tiempo.

  1. Apagar diariamente

Complementando lo anterior, con el fin de lograr la máxima longevidad, es ideal apagar la máquina de anestesia si esta no se está utilizando.

  1. Cambia el Litholyme o Sodalime según lo requerido

Tanto el Litholyme como el Sodalime son elementos destinados a absorber el dióxido de carbono que deja el cuerpo de un paciente durante la cirugía, la mayoría de los Litholyme & Sodalime cambian de color una vez que se han utilizado, por lo que una vez que esto ocurre, necesitan ser cambiados.

  1. Haz una prueba de fugas diaria, semanal o luego de cada uso

Hacer una prueba de fugas diaria o semanal o incluso justo antes de cada vez que se vaya a usar asegurará que tu máquina no tenga ningún problema que involucre que el gas impacte de lleno al paciente o se disperse en el aire.

  1. Asegúrate de que a tu máquina de anestesia se le haya realizado el mantenimiento preventivo adecuado

El mantenimiento preventivo es extremadamente importante para la correcta funcionalidad de tu máquina, para esto, es crucial contar con la ayuda de una persona calificada que realice los mantenimientos mensuales, anuales y semestrales para minimizar la posibilidad de que ocurra algún problema.

El mantenimiento de tu es vital para su preservación, y por tanto, la protección de dicha inversión; al tomar las medidas adecuadas y necesarias para asegurar que tu equipo se cuida correctamente, protegerás al mismo de malfuncionamientos inesperados, fallos intempestivos del sistema y deterioro rápido.

Cómo se usan las máquinas de anestesia en el quirófano

Las máquinas de anestesia han recorrido un largo camino desde los primeros días en que solían ser máquinas voluminosas con monitoreo mínimo, las máquinas ofrecen hoy una variedad de características realzadas para la comodidad del doctor y la seguridad paciente, todo dentro de un diseño compacto.

Como bien sabemos, hay dos tipos de anestesia: general y local, la local se centra en adormecer una región del cuerpo, mientras que la general se centra en todo el cuerpo.

La anestesia general es administrada por un anestesiólogo o enfermera anestesista que coloca el agente entumecedor en la vena del paciente, esto se utiliza a menudo para cirugías mayores, mientras que la anestesia local se administra en la región específica que requiere la intervención quirúrgica.

Los anestesiólogos y enfermeros anestesistas utilizan máquinas de anestesia para ayudar a administrar la misma, un tipo popular de máquina de anestesia es una máquina de flujo continuo que proporciona constantemente : óxido nitroso, oxígeno o el agente anestésico (por ejemplo: Isoflurano).

Además de administrar el agente anestésico, las máquinas de anestesia también proporcionan una monitorización del paciente que es crucial para la seguridad del mismo, debido a que un paciente está completamente entumecido ante cualquier tipo de dolor durante la cirugía, su cuerpo también adormecido requiere un ventilador y una unidad de succión para ayudarles a respirar y limpiar sus vías respiratorias. Todos estos componentes vienen con varias alarmas diseñadas para alertar al anestesiólogo de cualquier problema durante la cirugía.

Las máquinas de anestesia tienen una amplia gama de funcionalidades para una práctica médica, estas se utilizan en procedimientos mínimamente invasivos, como la laparoscopia y la colonoscopia, y también se utilizan en cirugías importantes que salvan vidas, como la cirugía a corazón abierto. Los doctores que se especializan en una variedad de campos encuentran un uso común de la anestesia, desde el doctor que se centra en obstetricia y ginecología hasta los cirujanos plásticos.

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*