¿En qué casos es bueno utilizar habitaciones de presión negativa?

En un entorno hospitalario, ciertas poblaciones son más vulnerables a las infecciones transmitidas por aire, incluyendo pacientes inmunocomprometidos, recién nacidos y ancianos. Además, el personal del hospital y los visitantes también llegan a estar expuestos a infecciones en el aire, es por eso que es importante que ciertas habitaciones en un hospital tengan presión negativa.

Propósito de las habitaciones con presión negativa

Una habitación con presión negativa en un hospital se utiliza para contener contaminantes transmitidos por aire dentro del cuarto, entre los patógenos nocivos en el aire se incluyen bacterias, virus, hongos, levaduras, mohos, pólenes, gases, COV (compuestos orgánicos volátiles), a la vez que pequeñas partículas y productos químicos, siendo lo anterior mencionado sólo parte de una lista más amplia de los patógenos aéreos que es posible encontrar en un hospital.

¿En qué casos es bueno utilizar habitaciones de presión negativa

Las salas de aislamiento se presurizan negativamente con respecto a las áreas adyacentes para evitar que los contaminantes transportados por el aire terminen llegando a otras áreas y contaminando a otros pacientes, al personal y a equipos estériles.

Habitaciones que deben ser negativamente presurizadas

Entre las habitaciones que deben ser presurizadas negativamente de acuerdo con las directrices estándar del FGI 2014 se incluyen:

  • Salas de espera en el departamento de emergencia
  • Salas de espera de radiología
  • Triajes
  • Baños
  • Habitaciones de aislamiento de infecciones transmitidas por aire
  • Cuartos oscuros
  • Citología, lavado de cristales, histología, microbiología, medicina nuclear, patología y
  • Habitaciones de autopsia
  • Salas de trabajo sucias
  • Salas sucias o de para el suministro médico y quirúrgico central
  • Sábanas sucias y trasteros
  • Armarios para conserjes

Presión negativa en las habitaciones de aislamiento

Una sala de aislamiento de presión negativa se utiliza comúnmente para pacientes con infecciones aerotransportadas, por ejemplo, un paciente con tuberculosis activa, una enfermedad causada por la bacteria mycobacterium tuberculosis, deberá ser colocado en una sala presurizada negativamente debido a que la bacteria de la tuberculosis se propaga por aire de una persona a otra. Cuando el paciente con tuberculosis activa estornuda o tose, existe un considerable riesgo de que otras personas se infecten cuando inhalan. Sin embargo, a través de una habitación de presión negativa es posible contener mejor la bacteria dentro de la misma sala.

Los de patología e histología también utilizan la presión negativa para aislar olores y sustancias químicas transportadas por aire desde otras áreas del hospital, pues también es posible que la exposición a estos productos químicos en el aire llegue a causar efectos adversos en la salud.

Presión positiva

La presión positiva es utilizada en las habitaciones adyacentes a una , el propósito de la presión positiva es asegurar que los patógenos transmitidos por el aire no contaminen al paciente o los suministros de esa habitación, la presión positiva es utilizada en una sala de cirugías para proteger al paciente y los suministros médicos y quirúrgicos estériles, cabe destacar que las habitaciones con presión positiva se consideran típicamente las habitaciones más limpias del hospital.

Lista de control para evitar una presión desequilibrada

Para evitar la presión desequilibrada, se deben realizar controles rutinarios, por lo que a continuación te mostramos hay una pequeña lista sobre qué puntos debes tomar en consideración:

  • Controla las tasas de suministro y de escape de la habitación.
  • Comprueba que los ventiladores de suministro y de escape funcionan correctamente.
  • Comprueba si hay obstrucciones en los difusores de suministro y las rejillas de retorno dentro de la habitación, los ocupantes de la misma en ocasiones los bloquean en un intento por mejorar su confort térmico.
  • Comprueba el funcionamiento de las chimeneas y los gabinetes de seguridad biológica dentro de la habitación y en las habitaciones adyacentes, pues el mal desempeño de estas unidades afecta el equilibrio del aire dentro de las habitaciones cercanas.
  • Supervisa todos los sistemas de presión después de cualquier renovación, las renovaciones a veces llegan a alterar el sistema HVAC de una manera que impacta el equilibrio del aire entre las habitaciones cercanas.

Creando Habitaciones Negativamente y Positivamente Presionadas

La mayoría de los sistemas de conductos HVAC de los se pueden volver a trabajar para ajustar niveles de presión especial en habitaciones fijas, ya que a veces es costoso hacer remodelaciones para crear habitaciones de presión tanto negativa como positiva, te presentamos una opción que te ayudará a lidiar con los gérmenes.

Este método consiste en matar a los patógenos, lo que requiere una dosis relativamente alta de radiación ultravioleta (UV) instalada en los sistemas HVAC, pero el costo de esto es considerable.

Existe otro método, aunque es comercial, algunas compañías han desarrollado productos para aplicaciones médicas en ambientes contaminados, incluyendo sistemas de purificación de aire móviles.

Conclusión

Es necesario acotar que cuando las habitaciones no están correctamente presurizadas (ya sea de forma positiva o negativa), los contaminantes en el aire tienden a escapar de la sala en que estaban originalmente, extendiéndose y poniendo en riesgo la salud tanto de los pacientes como el personal, es por ello que sin importar qué sistema se utilice, la necesidad de que existan habitaciones negativamente y positivamente presurizadas en el hospital está bastante fundamentada, tomar estas medidas muy probablemente te ahorre muchos problemas en el futuro, así como ayudará a preservar la vida de todo aquel que se encuentre en el recinto de salud.

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*