Los 5 Gases Médicos Más Utilizados En Hospitales (Parte 2)

Continuamos hablando sobre el nitrógeno, esta forma de gas en particular se utiliza para herramientas eléctricas en lugares en los que no existe aire destinado para el funcionamiento de los instrumentos, la mayoría de los casos se trata de un colector de cilindros y se canaliza a presión con un sistema de alarma en la fuente y sitio de uso.

Es posible utilizar nitrógeno pero líquido en algunos grados bajo cero para congelar algún tipo de tejido, o usarlo en salas de procedimientos médicos menores un ejemplo seria los tratamientos para quitarse algunas verrugas, además sirve para congelar muestras de tejido en pruebas específicas y viene en botellas presurizadas gigantescas aislado para no evaporarse fácilmente.

Los 5 Gases Médicos Más Utilizados En Hospitales

  1. Oxido Nitroso

El óxido nitroso es un gas medicinal comúnmente conocido como “gas de la risa” algunos dentistas comenzaron a usarlo como analgésico en el año 1812, desde entonces este gas medicinal se utiliza en numerosos procedimientos quirúrgicos tanto como anestésico y analgésico, en algunos casos se encuentra totalmente contraindicado por condiciones base del paciente que deben estar reflejadas en su historia para evitar accidentes.

Inspección de los sistemas

Es vital que los sistemas de gases medicinales sean debidamente inspeccionados de forma periódica, no sólo porque son fundamentales para el bienestar de los pacientes y todas las personas involucradas, sino también porque esas inspecciones hacen la diferencia entre el éxito o fracaso financiero en algunos recintos hospitalarios, es importante contar con técnicos calificados asignados por las diversas instalaciones con el fin de reparar, mantener e  informar al resto del personal para conozcan como utilizar los sistemas de gases medicinales de forma segura y rentable.

Una fase vital es el entrenamiento en cuanto a uso y limitaciones para todo el personal, de esta forma se evitan accidentes que terminen lesionando a algún paciente, trabajador y hasta el equipo como tal, ciertamente los entrenamientos representan una inversión de dinero pero no se compara en nada con el costo a pagar por demandas o reparaciones sorpresas.

El gas médico al igual que otros productos debe tener una autorización de comercialización (licencia de producto) al momento de ser vendido, de esta forma tanto el distribuidor como el cliente tiene conocimiento de todos los parámetros del producto, además el material deberá  contar con una marca para indicar que cumple con todos los requisitos establecidos por los entes reguladores de ese país, por otro lado se requieren inspecciones para los siguientes sistemas de gases medicinales:

  • Sistema oxígeno a granel.
  • Todos los sistemas de suministro tipo centrales.
  • Monitor de monóxido de carbono (más de una vez al año si el fabricante lo recomienda).
  • Entradas y salidas de los sistemas de alarma.
  • Linear de interconexiones médicas.
  • Programas de mantenimiento de todos los sistemas de abastecimiento centrales.

Además es importante que se pruebe y mantenga en todas las instalaciones acreditas en cuanto a gases médicos los siguientes complementos:

  • Tuberías en general elaboradas en cobre.
  • Salas de alarmas.
  • Puntos de distribución.
  • Reguladores Neutrales.
  • Válvulas de entrada y salida.
  • Sistemas de interconexión.
  • Controles sanitarios.
  • Conectores flexibles.
  • Interruptores automáticos de presión.
  • Válvulas de cierre.
  • Sistemas automáticos de seguridad.

Indiferentemente del continente, país o estado es importante conocer las diferencias entre los distintos tipos de gases y compresores medicinales, así como analizar en todo momento sus necesidades de mantenimiento siendo clave para los administradores de las instalaciones, profesionales de la salud, pacientes y hasta sus familiares. La adhesión a las normas de mantenimiento adecuadas permite con facilidad  evitar riesgos y retrasos innecesarios, además comprender la función, usos y modalidades de los tipos de gases médicos mantiene la seguridad de todos los involucrados al margen.

Los van más allá de un ventilador costoso o camas clínicas de lujo, todos los elementos son importantes desde las cortinas antibacterianas hasta las sillas donde se sientan los pacientes en las salas de espera, por esa razón el diseño y planificación de hospitales es una de las fases más importantes que determina el éxito y futuro de las instalaciones médicas, ya no se trata solo de usar un color neutro o reflejar sobriedad por medio del diseño es usar todas las herramientas para trabajar en pro del , satisfacción de los pacientes, bienestar general y porque no hasta en el entretenimiento de los trabajadores sanitarios y administrativos.

El siglo XXI ha traído consigo cambios notorios en todos los ámbitos y la salud no iba a ser la excepción, mientras nos acoplemos mejor y tengamos la capacidad de adaptar todas las piezas sacándoles provecho podremos hablar en realidad de cambios en cuanto a calidad de vida, muchas personas piensan que esta última es solo comer o vestir bien pero también es contar con espacios de atención sanitaria funcionales, eco amigables y que incorporen la palabra bienestar en todos sus rincones.

Ir a la 1ra Parte

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*