3 Trucos De Diseño Hospitalario Que Ahorran Dinero

En la actualidad es importante que los hospitales implementen iniciativas efectivas para reducir costos dentro del presupuesto mientras desarrollan políticas y procedimientos que faciliten la evolución estructural a futuro, muchos piensan que reducir el presupuesto es algo innecesario pero según los estudios en los próximos años se espera una reducción del 20% al 40% en los ingresos anuales que provienen de seguros, intercambios de salud estatales, entre otros desafíos.

Si bien las instalaciones y bienes raíces se reconocen como activos de capital en el balance, a menudo no están diseñados estratégicamente para adaptarse a los objetivos en el negocio, es impresionante como las instalaciones e incluso el mobiliario en un hospital tiene el potencial de disminuir los costos operativos y aumentar los ingresos.

3 Trucos De Diseño Hospitalario Que Ahorran Dinero

A continuación te presentamos 3 trucos que te ayudarán a optimizar la relación en cuanto a la asignación de espacio y flujo de ingresos, además como usar el espacio existente para nuevos fines estandarizando el diseño:

  1. Haz que cada metro cuadrado genere ingresos

Cuando te encuentras con un espacio ineficiente en centros de salud el desafío es hacerlo más proactivo sin reducir sus servicios, tamaño o disposición, realmente la idea es cambiar las operaciones o reasignar el espacio para cumplir una función que genere más ingresos, de lo contrario sigue siendo un centro que genera más costos que beneficios, además al hacer que cada pie cuadrado cuente usamos menos tiempo y dinero en el proyecto.

Abajo te dejamos algunas señales de que tienes un espacio, hospital o centro con costos infrautilizados:

Un ejemplo claro de optimizar espacio son los hospitales de acceso critico que están configurados para atribuir directamente cada metro cuadrado de la instalación a un flujo de ingresos claro sin desperdiciar espacio, en otras palabras maximizan la función de cada espacio y asignan muy poco a la «sobrecarga».

Pero un gran hospital también puede aplicar esta técnica ya que deben calentar, enfriar, limpiar y mantener cada metro cuadrado, donde el espacio subutilizado diluye los beneficios e ingresos a través de una base de costos más amplia, en su lugar los hospitales pueden garantizar que todo el espacio existente y futuro soporte la generación de ingresos con creces.

Las salas de espera son otro excelente ejemplo de un espacio que no genera ingresos, si bien es un área de admisión para salas de examen que aporta dinero, podrían diseñarse para cumplir múltiples funciones y contribuir a más de una fuente de ingresos, como por ejemplo realizar funciones como vender alimentos o regalos reduciendo el estrés de los pacientes mientras entra más dinero al hospital de esta forma todos se benefician, incluso el espacio podría adaptarse para ofrecer conferencias o reuniones después de las horas de oficina.

El uso eficiente del espacio y bienes raíces para reducir los costos requiere un cambio de 180 grados en la perspectiva, se necesita una mentalidad de promotor inmobiliario para construir una propiedad rentable que genere ingresos en cada metro cuadrado.

  1. Diseña para la adaptación evitando costos actuales y futuros

La adaptación progresiva del espacio existente a lo largo del tiempo cuesta menos que las renovaciones importantes o la construcción de nuevos espacios, no es un secreto para nadie que remodelar una habitación de examen es siempre más barato que construir una nueva, ¿Cuál es la verdadera razón de que el costo se incremente? La respuesta es la construcción en el sitio que se puede resolver instalando áreas hospitalarias móviles prefabricadas que en ningún momento interrumpen los servicios del hospital.

Por ejemplo un típico centro de atención ambulatoria de 8 metros cuadrados es relativamente barato de diseñar y construir debido a varios factores incluyendo su diseño estándar, instalación simple de y , la clave está en diseñar este tipo de instalaciones para compartir el espacio entre varios usos como la atención inmediata, atención primaria, toma de imágenes y mediante la adición de servicios de mayor agudeza como la cirugía ambulatoria siendo posible evitar construir un centro quirúrgico ambulatorio independiente que genera más gastos.

Existen diferentes maneras de compartir espacio entre funciones como por ejemplo usar el espacio preoperatorio como una sala de examen primaria, o durante las horas pico las salas de espera podrían convertirse en áreas de reuniones, asesoramiento nutricional o presentación de educación en salud.

  1. ¡Estandariza todo lo que puedas!

Seguir una misma línea en cuanto a diseño y disposición de espacio reduce asombrosamente los costos de construcción, ya que al usar tamaños similares, diseños, equipo fijo y mobiliarios los médicos puedes usar las mismas salas de examen.

Por otro lado la asistencia sanitaria es por personas para las personas y evitando que las ideas de todos los proveedores se mezclen lo mejor es aplicar la «regla 80/20», si el 80% de los casos usa el mismo equipo y suministros para los mismos procedimientos entonces se administrará sólo el 20% sobre una base diaria, de esta forma es posible aumentar la eficiencia sin salirse del presupuesto.

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí