Aspectos de bioseguridad en laboratorios virológicos

Los laboratorios virológicos son aquellos en los cuales se realizan análisis de pruebas altamente riesgosas, porque pueden traer consigo virus contagiosos, los cuales pueden ser realmente nocivos para la salud.

La bioseguridad para análisis se trata de una serie de muestras que se realizan en ciertas cabinas de seguridad bilógica, las cuales tienen algunas normas de limpieza para garantizar al máximo la viabilidad de las pruebas de laboratorio.

La bioseguridad es fundamental porque esta puede garantizar en su totalidad un buen diagnóstico y manejo del virus que se está tratando.

A través de la bioseguridad se trata de resguardar la integridad del personal que trabaja en el laboratorio, esto a través de elementos de protección personal como guantes, batas o tapabocas, para de esa manera prevenir cualquier tipo de contaminación cruzada en los cultivos o inclusive en los mismos analistas y en el ambiente de trabajo.

Aspectos de bioseguridad en laboratorios virológicos

Para tener un diagnóstico exitoso es necesario tener en cuenta algunos aspectos fundamentales, dentro de los cuales podemos destacar los siguientes:

  • La dinámica de la infección, es decir, el tiempo entre la fecha en la que comenzaron los síntomas y la fecha de recolección de la muestra;
  • Seguidamente es necesario que se tenga en cuenta el estado que debe poseer la muestra para que sea considerada viable, pues para ello debe contar con una buena celularidad, la cual pueda garantizar un diagnóstico correcto;
  • Luego de ello, es necesario poder corroborar la viabilidad del virus y la seguridad que debe tener tanto el profesional que va a tratar con la muestra, como el entorno que rodea este ambiente;
  • Finalmente, es importante tener en cuenta un buen método de diagnóstico, el cual debe ser a través de la inmunofluorescencia o de técnicas moleculares, dependiendo siempre del tipo de virus que se trate.

La forma en la que se toman las muestras es fundamental

Por lo general, las muestras respiratorias que buscan diagnosticar algún tipo de virus tienen que ser recolectadas dentro de los primeros 10 días en los que inician los síntomas, preferiblemente entre el día 4 y el día 5, pues de esta manera se obtienen cuando la carga vital esta aumentada y se puede garantizar la detección del virus en cuestión.

Sin embargo, esta no es la única manera de determinar si existe o no un virus, ya que las técnicas de recolección son muy diversas. En este caso, es importante tener en cuenta las siguientes técnicas de recolección de muestras, ya que podrían variar dependiendo del tipo de virus que se quiera recolectar:

  • Hisopados

Los hisopados son el método de recolección más básico y constan de la recolección de saliva a través de un hiposo, el cual luego va a ser guardado bajo ciertos parámetros, los cuales van a ayudar a mantener el aislamiento viral y la viabilidad de la prueba. Lo importante en este procedimiento es que no se deben utilizar hisopos de madera o de alginaro de calcio, ya que estos pueden contener sustancias que podrían inferir en las técnicas de aislamiento viral de los cultivos celulares.

  • Aspirados nasofaríngeos

Este aspirado busca que se agregue en un recipiente todo el material de la secreción nasofaríngea que sea posible, para que luego este se agregar a un recipiente estéril que sirva para resguardar considerablemente la muestra. Para que la recolección sea segura es necesario rotular el recipiente en el que se va a encontrar la muestra con los datos de identificación del paciente; seguidamente es necesario introducir 1 mL de solución salina en la fosa nasal del paciente y aspirar todo el material para luego comenzar a llenar el recipiente con la recolección. Por ultimo, es necesario refrigerar o congelar el recipiente para así garantizar la viabilidad viral de la muestra hasta que se lleve a cabo el procesamiento y diagnóstico del virus.

  • Conservación, almacenamiento y transporte

Por lo general, todas las muestras clínicas deben conservarse a una temperatura considerable para que pueda mantenerse la viabilidad de las mismas, ya que por lo general estas deben ser enviadas a laboratorios externos para ser procesadas lo antes posible. Para poder hacer esto es necesario que se mantengan en temperaturas que no excedan los 8°C, ya que una vez que las mismas logran alcanzar esta temperatura las partículas de degradan y eso puede llegar a ocasionar que no se puedan procesar las mismas.

  • Biopsia del tracto respiratorio

Las biopsias del tracto respiratorio se usan para recolectar muestras de secreción respiratoria hasta seis horas después de la muerte del paciente. La finalidad de este método es básicamente poder determinar qué tipo de virus que presentaba el difunto y cómo pudo haber afectado a su entorno familiar, ya que la idea de este es prevenir considerablemente la propagación. Es importante cuidar esta técnica a través de la protección que se utiliza para realizar una cirugía médica, eso debido a que existen altas probabilidades de que la biopsia pueda tener consigo un virus contagioso

La bioseguridad en los laboratorios es una tarea muy delicada que debe tenerse siempre en cuenta, realizar los procedimientos de forma adecuada y mantener al personal seguro puede permitir que la calidad de los servicios aumente considerablemente.

Fuente:
www.ins.gov.co

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*