Cirugías ambulatorias: ¿Qué es mejor, una mesa quirúrgica universal o una tradicional? Parte 1

Las cirugías ambulatorias han existido de manera informal aproximadamente desde principios del siglo XX. Sin embargo, no fue hasta los años 70 que tuvo aceptación por parte de los médicos de la época, llegando a formar asociaciones para establecer pautas para la misma.

Aún hoy día, las mejores prácticas están siendo modificadas para ser más eficientes y centradas al paciente; y de hecho, una de las dudas que aún existen en las salas de cirugía actuales es si utilizar una mesa quirúrgica universal o una tradicional para los procedimientos.

Cirugías ambulatorias ¿Qué es mejor, una mesa quirúrgica universal o una tradicional?

Hay ventajas y desventajas dependiendo del tipo de mesa a utilizar, por lo que no hay un tipo de mesa quirúrgica que sea mejor para todos los casos; por ello, en este artículo, vamos a echar un vistazo a varios factores para determinar cuál estas soluciones para hospitales es la mejor para ti.

Crecimiento de cirugías ambulatorias

Siendo que una gran cantidad de hospitales está alcanzando su máxima capacidad de pacientes, estos buscan hacer más eficientes las cirugías más simples.

La popularidad de las cirugías ambulatorias ha crecido tanto a lo largo de los años que algunas instalaciones de salud ahora permiten desde un 80% hasta un 90% de los casos quirúrgicos estar en esta categoría. Siendo que estas son cada vez más frecuentes, aplicar el proceso más eficaz es de vital importancia.

Ventajas y desventajas de una mesa de cirugía universal

Como indica el título de este artículo, existen básicamente dos plataformas en que se llevan este tipo de procedimientos en las salas de cirugía, los cuales dan dos opciones: permanecer en una camilla todo el tiempo (tradicional), o ser transferido de la camilla a una mesa quirúrgica y de vuelta a la camilla (universal).

Transferencias de pacientes

Lo primero de lo que debemos ocuparnos es de la seguridad del paciente y su conveniencia, claramente al permanecer en una sola plataforma de principio a fin, hay menos posibilidades de que algo malo suceda mientras se transfiere al paciente de un lugar a otro.

No sólo este equipo para hospitales hace el proceso más seguro y cómodo para el paciente, sino que también hace su proceso más eficiente; de hecho, cabe destacar que el tiempo que tarda la transferencia del mismo no sólo incluye la transferencia como tal, también existen otros factores, entre los cuales se están los siguientes:

  • Número de personal necesario para realizar la transferencia
  • Tiempo necesario para la realizar la transferencia.
  • Recuperación y almacenamiento de la plataforma utilizada.
  • Limpieza y desinfección
  • Tiempo del personal para recuperar la camilla a utilizar.

Si tomas todo esto en cuenta y lo multiplicas por el número de casos diarios que pueden tener las salas de cirugía de un hospital, quizás te sorprenda el tiempo que se pierde en este proceso. En este aspecto, sería mucho más eficiente mantener al paciente en una plataforma.

Estandarización

Si decides adquirir mesas quirúrgicas universales, te recomendamos que todas sean del mismo tipo, ¿por qué? simple, obtener diferentes marcas y modelos probablemente dé lugar a problemas de compatibilidad con los accesorios de estas. Además, tendrías que tratar con varios vendedores en caso de que no puedas encontrar alguno que sea capaz de proveerte todos los materiales necesarios.

El lado positivo de esto es que disminuye el precio que deberás pagar por cada mesa quirúrgica, pues comprar en volumen te ayudará a ahorrar en comparación a tomar la alternativa opuesta. A su vez, en lo que respecta a funcionalidad, el personal no tendrá que preocuparse por los diferentes aspectos técnicos operacionales que tenga cada marca, lo cual simplifica el proceso.

Sin embargo, un inconveniente potencial de esto es que si compras una docena de mesas quirúrgicas, es probable que no todas lleguen al final de su vida útil al mismo tiempo. Por lo tanto, sólo reemplazarías dos o tres de cada doce (por poner un ejemplo), lo que hace difícil cambiar de modelo a la larga; es decir, estarás estancado con lo que hayas adquirido durante un tiempo (en lo que a equipos para hospitales respecta), por lo que es bastante recomendable (y necesario) realizar una mayor investigación al respecto, de modo que puedas elegir más inteligentemente la opción más conveniente para tu caso.

Eliminación de otros equipos

Un paciente equivale a una camilla, si bien es cierto que tendrías que invertir en algunas camillas más, también existe la ventaja de que no tendrás que invertir en una mesa quirúrgica o en otros elementos para la sala de recuperación (por ejemplo, reclinadores)

Definitivamente tendrías que hacer un análisis de costos, detallando un promedio de la cantidad de casos diarios que haya en el hospital en que trabajas. Por ejemplo, si te encargas de 20 casos por día en 4 habitaciones, para mantener tu ritmo de trabajo probablemente debas tener 8 mesas quirúrgicas universales; esto eliminaría la necesidad de múltiples mesas quirúrgicas, dispositivos de transferencia, camillas de transporte y muebles de recuperación, pero también implicaría un costo inicial más alto.

Si quieres conocer las ventajas y desventajas de elegir una mesa de cirugía tradicional con respecto a la opción que te hemos presentado, te invitamos a leer la segunda parte de este artículo.

Ir a la 2da parte…

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí