Cirugías ambulatorias: ¿Qué es mejor, una mesa quirúrgica universal o una tradicional? Parte 2

En la primera parte de este artículo hemos cubierto la utilidad que tiene el uso de una mesa quirúrgica universal con respecto a su contraparte tradicional, como ya hemos mencionado, no es posible decidir qué equipo para hospitales es el ideal puesto que existen muchas variables para tomar en cuenta. Por ello, si quieres ir a la primera parte de nuestro artículo, por favor visita el siguiente enlace (colocar hipervínculo); te animamos a revisar ambas propuestas, de forma que te sea posible determinar cuál es tu mejor opción dependiendo de tu situación particular.

Cirugías ambulatorias ¿Qué es mejor, una mesa quirúrgica universal o una tradicional?

Sin más que agregar, empezamos:

Ventajas y desventajas de una mesa quirúrgica tradicional para cirugías ambulatorias

Si bien el uso de su equivalente universal tiene claros beneficios, el uso de una  mesa quirúrgica tradicional también tiene sus ventajas en lo que respecta a cirugías ambulatorias, dependiendo de las circunstancias que se presenten.

Tradición

Típicamente para estos procedimientos ha habido siempre plataformas tradicionales dentro de las salas de cirugía, ha sido apenas en los últimos años que las mismas han evolucionado y nuevas mesas para este propósito han salido al mercado; por ello, es casi seguro decir que la mayoría de tu equipo quirúrgico ya estará acostumbrado a los matices y a la forma de operar de las mesas de tu recinto hospitalario.

Cantidad de equipo

El uso de mesas quirúrgicas tradicionales para cirugías ambulatorias se traduce en que necesitarás tener una camilla por cada paciente que se someta a este procedimiento. Tener este tipo de mesa significa tener la libertad de reducir el número de camillas que tienes, pero al mismo tiempo tendrías que mantener un cierto número de mobiliarios para las salas de recuperación (a menos que por supuesto, las camillas sirvan para este propósito).

De cualquier manera, necesitarás calcular cuántas cirugías se realiza por día el hospital en que trabajas, así como cuántas están ocurriendo simultáneamente.

Transferencias de pacientes

Este es un tema muy importante, por lo que es necesario mencionarlo también en cuanto a las mesas tradicionales; sin embargo, cabe destacar que si tus pacientes tienen la posibilidad de entrar y salir de la sala de cirugías caminando, lo que mencionaremos a continuación no aplica.

Con las mesas quirúrgicas tradicionales, tienes que hacer dos o tres transferencias, dependiendo del proceso; esto equivale a que el riesgo de que algo ocurra se multiplica por dos o incluso por tres, puesto que no es tarea sencilla transferir a un paciente sedado una vez la intervención quirúrgica ha terminado. Existe el riesgo de que algo salga mal, y de ser el caso, el hospital es responsable de ello.

Una vez hayas culminado tu correspondiente análisis de costos tomando en cuenta todas las variables, en caso de que calcules que ahorras unos pocos cientos de miles de pesos al optar por una mesa tradicional, considera también la magnitud del costo que tendrías que asumir si algo sale mal con un paciente.

Con esto no nos referimos solamente a una posible demanda de parte del susodicho por daños y prejuicios ocurridos a su persona mientras se encontraba en la sala de cirugías, pues incluso si no lo hace, todavía tendrías un problema: algo roto, algún miembro del personal lesionado, etc., todo esto debes tenerlo seriamente en cuenta. Podríamos continuar con la lista de posibles consecuencias, pero ya entiendes el punto.

No obstante, dejando todo lo anterior de lado, todavía debemos cubrir el nivel de eficiencia que ofrece esta solución para hospitales, para que estas transferencias de pacientes sucedan, se necesitan tres cosas:

  • Tiempo
  • Recursos humanos
  • Equipos para hospitales

Permítenos presentarte un ejemplo: 20 cirugías por día y dos transferencias por cirugía.

Para hacer esto fácil, digamos que cada transferencia tarda 5 minutos. Esto incluye el tiempo que realmente toma transferir al paciente: recuperar, limpiar y almacenar el dispositivo de transferencia, así como notificar y juntar al personal adecuado.

20 cirugías x 2 transferencias x 5 minutos cada una = 200 minutos, o 3.33 horas.

En un día con 20 cirugías, tu personal destinó 3.33 horas a la transferencia de pacientes, esperemos que nadie termine con la espalda lesionada durante todos esos traslados.

Conclusión

Hay otras consideraciones a tomar en cuenta para determinar si te es más conveniente una mesa quirúrgica tradicional o una universal para tu sala de cirugías, ya sea esta ambulatoria o no, pero definitivamente tendrás un buen punto de partida con lo que hemos cubierto en este artículo.

Ten en cuenta también que las cirugías ambulatorias son cada vez más populares, lo que significa también que su importancia aumenta en los recintos hospitalarios. De hecho, según un informe del Instituto Canadiense de Información en Salud (CIHI, por sus siglas en inglés), las intervenciones ambulatorias han aumentado en más de un 30% entre 1995/1996 y 2005/2006.

Ahora la pregunta es, ¿estás haciendo todo lo posible para maximizar el grado de eficiencia? Debes tomar en cuenta el factor costo-beneficio, costo de adquisición para el hospital, y el beneficio que los elementos adquiridos ofrezcan con respecto al nivel de eficiencia del staff del recinto y también al nivel de seguridad de los pacientes del mismo. En pocas palabras, tanto el aspecto financiero/eficacia como el aspecto humano han de tenerse en mente en todo momento.

Ir a la 1ra Parte…

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí