¿Cómo Reubicar Un Departamento Hospitalario De Forma Exitosa? (Parte 1)

La mayoría de los líderes de hospitales reciben un apoyo sólido, estrategias y herramientas para guiar transiciones departamentales, mientras que pocos reciben los recursos necesarios para navegar por grandes transiciones de construcción, reingeniería y flujo de trabajo. Ciertamente el espacio rediseñado ofrece una oportunidad para un nuevo comienzo pero también coloca a los administradores en una posición de riesgo agudo y vulnerabilidad, en otras palabras estos tienen una compleja responsabilidad que compite con las exigencias de la gestión diaria de operaciones hospitalarias.

¿Cómo Reubicar Un Departamento Hospitalario De Forma Exitosa?

Por esa razón planificar la transición ayuda a que los administradores comentan menos errores y logren una mayor funcionalidad del personal a la hora de la mudanza, en estos casos construir el edificio desde un inicio con áreas hospitalarias móviles prefabricadas aporta mayor flexibilidad en cuanto a reubicaciones en un futuro.

¿Qué es la planificación de transición?

Básicamente integra la logística física, clínica y operativa de moverse de un espacio a otro e incluye:

  • Presupuesto de transición.
  • Montaje de equipos para hospitales y estructura adecuada.
  • Colaborar con los otros departamentos hospitalarios y grupos auxiliares.
  • Distribuir de forma inteligente el personal y circulación de los pacientes.
  • Procurar que el servicio de internet no sufra interrupciones y en caso de hacerlo que mantenga un tiempo de inactividad mínimo.
  • Planificar cómo será el flujo de trabajo del personal con las configuraciones nuevas.
  • Estudiar si es mejor mantener los mismos equipos o reemplazarlos por nuevos, en caso de escoger la última opción pensar en su instalación, adquisición y etiquetado.
  • Idear lugares para suministros y sistemas nuevos.
  • Probar el nuevo espacio y tecnología antes de usarlo.
  • Estudiar cómo adaptar el espacio de forma funcional.
  • Planificar las operaciones duales entre departamentos cuando sea necesario, uno de los servicios más comunes que se relaciona con todo el hospital es la emergencia y las salas de operaciones.
  • Prepararse en cuanto a los procesos operativos y pruebas mediante el análisis de escenarios clínicos.
  • Pensar en todos los problemas que podrían presentarse.
  • Planificar contingencias y mitigar riesgos.
  • Ajustar el control de infecciones al nuevo espacio.
  • Preparar las nuevas políticas, procedimientos y protocolos o en dado caso actualizarlas.
  • Mantener un plan de comunicación, mapas descargables y visitas virtuales antes de aperturar el nuevo departamento para orientar al personal.
  • Programar la reubicación hora por hora para garantizar la calidad de las operaciones de cuidado y movimiento seguro de pacientes.
  • Integrarse con socios externos como por ejemplo los proveedores privados.
  • Idear respuestas y acciones en caso de desastre durante y después del traslado.
  • Crear un centro de comando después del traslado que gestione posibles problemas.
  • Cada 6 meses activar un proceso de evaluación para determinar que todo está funcionando correctamente.

Como leíste anteriormente la planificación de transición abarca una serie de temas estratégicos y operacionales desde el diseño previo hasta la ocupación, más allá del ¿Qué?, ¿Cuándo? o ¿Dónde? La gestión de base siempre será clave en la planificación.

Tipos de transiciones en hospitales

Implementación gradual

Este es el clásico ejemplo donde las unidades de hospitalización que típicamente hacen la transición en fases reubican pequeños grupos de pacientes desde el espacio existente hacia la nueva área.

Ejecución paralela

No es inusual que algunos servicios de salud lleven a cabo operaciones paralelas durante un período de tiempo en una transición, esto significa que las operaciones redundantes ocurren simultáneamente tanto en el nuevo espacio como en el departamento existente y los ejemplos incluyen departamentos de emergencia, de imágenes, laboratorios de análisis virológico y laboratorios de esterilización en estos casos la logística paralela es crucial cuando la construcción no puede interrumpir los servicios 24/7.

Conversión y cambio de una sola vez

Después de horas de oficina o durante un fin de semana es posible cerrar algunos servicios de apoyo no clínicos en un espacio existente, reubicar mobiliario más el equipo y luego reanudar operaciones en un nuevo espacio. Las oficinas administrativas, las áreas de  comunicaciones, registros médicos y los servicios de alimentos pueden utilizar este enfoque al igual que los servicios clínicos programados como por ejemplo los laboratorios para estudiar del sueño y procedimientos de endoscopia.

¿Cuándo iniciar la planificación para trasladar un departamento hospitalario?

Antes de responder esta pregunta es importante tomar en cuenta que los hospitales enfocados en hacer las transiciones de una sola vez pierden la oportunidad de aumentar el valor y resultados a largo plazo, en estos casos la misión de la planificación antes de realizar la transición ayuda a que los usuarios comprendan cómo el nuevo espacio optimiza el trabajo mucho antes de la ocupación, de esta forma el día de la mudanza es simplemente la apertura después de muchos ensayos cuidadosamente orquestados.

En un mundo ideal la planificación de la transición comienza dieciocho meses antes de la reubicación, de esta manera el plan de transición puede informar con tiempo a los diseñadores, ingenieros y arquitectos los problemas para encajar todas las piezas del proceso de construcción correctamente, estas sinergias a la vez permiten que el equipo aproveche todas las oportunidad para mejorar la atención al paciente.

Ir a la 2da Parte…

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí