Consejos para una buena iluminación LED de un quirófano

Un quirófano es un área específica de una clínica u hospital que tiene como uso principal ser el espacio donde se llevan a cabo diversas cirugías. Ese lugar proporciona la comodidad necesaria para que los doctores especializados en intervenciones quirúrgicas puedan llevar a cabo su trabajo en conjunto con su equipo, el cual se integra por los expertos y sus asistentes. Asimismo, estos también suelen contar con los instrumentos, equipos y la infraestructura necesaria para desarrollar las operaciones.

Es necesario entender que un quirófano se encuentra en el interior de un espacio que, obligatoriamente, debe estar cerrado y totalmente esterilizado. Generalmente, están ubicados en centros médicos, hospitales, sanatorios o clínicas, lugares que tienen este sitio especialmente diseñado y acondicionado para poder llevar a cabo la realización de intervenciones quirúrgicas que sean programadas o realizadas de emergencia a las personas que lleguen a necesitarlas.

Por lo general, las superficies internas y las paredes de un quirófano suelen tener colores claros, dentro de los cuales predomina el azul y el verde, ayudando así a disminuir el contraste sucesivo que puede ocasionar el color de la sangre. Además, de esta manera los médicos cirujanos pueden descansar la visión cuando aparten la mirada de la zona donde se está llevando a cabo la intervención quirúrgica.

Consejos para una buena iluminación LED de un quirófano

Sin embargo, la iluminación también juega un papel fundamental cuando se trata de llevar a cabo operaciones de cualquier tipo, pues la luz es lo que les permite a los médicos tener un mejor campo de visión al momento de realizar su trabajo.

Las lámparas que se encuentran en los quirófanos no son de cualquier tipo, sino que deben ser especializadas para estos lugares. Es importante que estas ayuden a disminuir el calor, las sombras y la distorsión de las imágenes que observan los cirujanos cuando están operando a un paciente. Por estas razones es fundamental que tengas en cuenta una buena iluminación LED al momento de equipar una sala de operaciones. En este sentido, a continuación te daremos los principales consejos que debes tener en cuenta para lograr contar con una buena iluminación LED.

Una buena iluminación debe cumplir con los siguientes requisitos

  • La iluminación debe ser intensa

Lo primero que tiene que poseer una buena iluminación LED es una gran intensidad que pueda ser dirigida al área donde se esté realizando la intervención quirúrgica. Principalmente esta debe generar un mínimo cansancio visual al ojo humano, para que así no produzca ningún tipo de fatiga ocular a los cirujanos y a sus asistentes.

  • Mientras menos sombras generen mejor

Este punto es muy importante, ya que cuando se trata de luces LED hay que estar muy atentos de que no se generen sombras a través de la iluminación, pues estas pueden distorsionar la vista y la concentración de los doctores. Una iluminación LED con un alto flujo luminoso que sea distribuido de forma uniforme es ideal para llevar a cabo cualquier tipo de operación quirúrgica.

  • Deben tener facilidad para ajustar

Las luces LED deben ser ajustables de forma mecánica. De esta manera podrán ser movilizadas hacia cualquier ángulo o posición, esto último permite que se ilumine cualquier área deseada. Además, en caso de alguna complicación estas son de fácil manejo, ya que pueden movilizarse de forma manual, lo que hace que a través de movimientos horizontales o verticales su utilización sea mucho más práctica.

  • No debe generar radiaciones ultravioletas o infrarrojas

Todas las lámparas LED que se encuentren en los quirófanos deben generar valores totalmente nulos en cuanto a radiaciones infrarrojas y ultravioletas, pues estas pueden llegar a ocasionar daños en los tejidos del paciente que se está interviniendo quirúrgicamente. Asimismo, las luces que generan este tipo de valores suelen causar mucho calor en la parte posterior de la cabeza de los médicos y sus asistentes, lo cual puede llegar a incomodar y desconcentrar al personal capacitado.  

  • El mantenimiento debe ser algo sencillo

Mientras más sencillo sea el mantenimiento que se realice a las lámparas de iluminación LED mejor será su utilidad, pues es necesario asearlas contantemente para evitar la acumulación de contaminantes que puedan generar obstrucciones a los doctores y a su equipo de trabajo.

  • Deben ser compatibles con el diseño de la sala

Las luces LED deben tener una compatibilidad casi perfecta con el diseño de construcción de la sala, incluyendo así también todos aquellos sistemas de aire acondicionados que se suelen encontrar en el techo del quirófano. De esta manera se pueden controlar todas las partículas contaminantes que se pueden encontrar en el ambiente.

  • Siempre tienen que estar al alcance de todos

Cuando se trata de una intervención quirúrgica es fundamental que los cirujanos y sus asistentes tengan fácil acceso a la iluminación, pues de esta manera podrán controlar las áreas específicas donde reflecta la luz LED.

Algo tan simple como la luz es vital al momento de llevar a cabo cualquier tipo de intervención médica, por eso es importante que cuides de tus usuarios y que hagas las inversiones necesarias en el equipamiento ideal para realizar un buen trabajo. Recuerda que el mejor servicio depende de la mejor calidad.

Fuente:
www.iluminet.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*