¿Cuáles son los problemas más comunes de los estribos y otros soportes de piernas?

Si alguna vez le has preguntado a un vendedor cuáles son los problemas comunes que tiene su producto, lo más probable es que no te lo haya dicho todo; definitivamente es una pregunta que a nadie le gusta responder sobre su propio producto.

Muchas veces, ni siquiera es una pregunta que hagas, tal vez ni siquiera pensaste en hacerlo, o quizás te sentías incómodo con la idea; de cualquier forma, en este artículo te haremos la tarea más fácil, respondiendo de manera proactiva la siguiente interrogante: ¿cuáles son los problemas más comunes con estribos y otros soportes para las piernas?

¿Cuáles son los problemas más comunes de los estribos y otros soportes de piernas?

Nota: aunque nos estaremos enfocando en consolas para encamados, esperamos que esta información te sirva de referencia sin importar que estés por adquirir cualquier otro equipo para hospitales, ya sea equipamiento para salas de cirugía, sistemas de brazos articulados, etc.

Dolor o lesión del paciente

Más allá de los problemas mecánicos o de funcionalidad, la seguridad del paciente es lo primero en la lista, algunos de los problemas más comunes que sufren los mismos son: daño en los nervios, malestar general o dolores por presión.

Estribos de soporte

Hay que saber que no todos los estribos son iguales, por ello, los siguientes son las preguntas que debes hacer al respecto para determinar si vale la pena su adquisición:

  • ¿A qué distancia de la pierna del paciente va el soporte?
  • ¿En qué medida el soporte envuelve o abarca la pierna del paciente? ¿Tiene una aleta lateral? y, si es así, ¿la aleta lateral cubre y protege la cabeza del peroné y el nervio de este?
  • ¿De qué tanta calidad es la almohadilla del soporte?
  • ¿El soporte es lo suficientemente autoajustable, de forma que sea posible minimizar la presión sobre la pantorrilla al moverlo?

Libertad del movimiento de los pies

Otro factor a considerar es si las piernas del paciente necesitan moverse o estar fijas.

Tan pronto como se introduce cualquier tipo de movimiento oscilante, el paciente corre el riesgo de hiperflexión en la cadera, lo que podría resultar en una alteración de la función circulatoria en las piernas.

Ten en cuenta que una cosa es que un fabricante diga que sus soportes permiten el movimiento de las piernas, y otra que hagan esto correctamente, lo cual es importante para evitar lesiones potenciales.

Las emociones del paciente

Cada vez que nos abrimos con extraños, siempre sentimos una variedad de emociones, incluyendo inseguridad; de hecho, según un estudio realizado sobre los retos que conllevan los exámenes pélvicos, los ginecólogos y las actitudes de los pacientes hacia el examen ginecológico, los autores encontraron que algunos pacientes consideraban el procedimiento como abusivo, humillante, impersonal y/o degradante, así como causante de una sensación de vulnerabilidad.

Por ello, considera estas variables a la hora de adquirir este tipo de consola para encamados, y también con cualquier equipamiento para salas de cirugía, o en todo caso, soluciones para hospitales en general; pues es vital la buena experiencia del paciente.

Para este propósito, colocar el pie del paciente a través de una correa pequeña y hacerle percibir el frío junto con la sensación dura del metal probablemente no conducirá a críticas favorables de parte de este.

Relleno en el soporte y resistencia de las correas

Cuando se coloca mucha presión sobre el soporte de piernas, naturalmente esta se transferirá a las correas, estirándolas y rompiéndolas con el tiempo.

Algo que ocurre comúnmente es que la almohadilla del soporte va perdiendo paulatinamente su capacidad de sujetarse con la correa, pues mayoría de estas son hechas de velcro, por lo que el movimiento constante, combinado con el peso de la pierna del paciente, eventualmente harán que se rompan.

También habrán rasgones con el tiempo en las almohadillas del soporte, al igual que con muchas cosas, su uso y abuso tomará cierto tiempo y esto tendrá un efecto sobre su durabilidad. La buena noticia es que reemplazarlas generalmente es barato.

Grado de fuerza que sea capaz de soportar

Conseguir un par de estribos de buena calidad te ahorrará algunos dolores de cabeza en lo que respecta a la estabilidad del mismo.

Esto ocasiona problemas de no ser el caso, no sólo en el aspecto de la durabilidad del producto, sino en cuanto a la resistencia que ofrezca dependiendo del paciente; por ejemplo, el caso de un paciente bariátrico al que le coloquen un soporte que sólo tenga capacidad de peso para 250 libras y esto no sea suficiente.

A su vez, si los estribos no vienen con un sistema de ajuste de movimiento fácil de usar, las posibilidades de que ocurra un problema aumentan; esta es una de las razones por las que muchos fabricantes de estribos ahora tienen la característica de elevación asistida como algo estándar.

En conclusión, mientras que algunos de estos problemas comunes son específicos de los estribos, más que de los soportes ordinarios de las piernas, el nivel de la calidad que tengan los estribos ayuda de buena manera a combatir cualquier problema potencial. Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad para poder hacer la mejor elección a la hora de adquirir este producto.

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí