Escasez De Camas ¿Cómo Optimizar La Capacidad Del Hospital? (Parte 2)

En el artículo anterior hablábamos sobre la escasez de camas causada por aumentos previsibles en el volumen de pacientes, además describimos algunos consejos para aumentar la capacidad en una oleada inesperada pero ahora lo analizaremos desde otra perspectiva.

Por más estadísticas y estudios de horarios que determinan las horas con mayor flujo es normal que de repente lleguen muchos pacientes que no podían predecirse por medio de patrones estándares, en ese momento la idea no es pensar en el problema sino en ¿Cómo aumentar la capacidad en las unidades hospitalarias?

A pesar de que los departamentos de emergencias son conscientes de la necesidad de planificarse para la próxima pandemia no pueden manejar una marea solos, lo ideal es que las unidades receptoras cuenten con estrategias al momento de admitir a los pacientes rápidamente a medida que lleguen nuevas oleadas.

Escasez De Camas ¿Cómo Optimizar La Capacidad Del Hospital?

En este orden ideas sugerimos que los administradores del hospital, médicos y enfermeras titulares se reúnan regularmente para planificar el proceso de alta de cada paciente habilitando espacios y determinando prioridades en cuanto a ingresos, agregado a esto durante los periodos de sobretensión es vital evaluar a los pacientes que califican medicamente para el alta domiciliaria con evaluaciones inmediatas de seguimiento y/o pruebas diagnósticas haciendo una diferencia enorme en la optimización de tiempos y espacio.

Muchas veces los hospitales se centran en habilitar más camas clínicas con sistemas de rieles portavenoclisis o incluso comprar nuevos equipos para hospitales que cubran la demanda de pacientes, pero la solución puede ser más sencilla al darle de alta a pacientes que ya tenían semanas en las instalaciones sanitarias y están bien físicamente.

Salones de descarga

Algunos hospitales cuentan con estos espacios destinados para aquellos pacientes que no están preparados para ser dados de alta pero se encuentran en condiciones estables, incluso sus familiares son de gran de ayuda en estas salas para apoyarlos a la hora de sentarse, tomar agua o ir al baño, de esta forma las enfermeras no tienen que movilizarse hasta el sitio y dejar de atender a pacientes que se encuentran en condiciones realmente críticas.

Por otro lado se debe evaluar la necesidad de llamar a personal adicional o al de costumbre más temprano para aumentar la velocidad de atención en cuanto a egresos, aceptación de pacientes o atención médica, es importante ajustar la proporción de enfermeras al número de pacientes según sea necesario además de habilitar los sistemas de intercomunicación enfermo-enfermera optimizando el trabajo.

Datos infalibles

El seguimiento en tiempo real de datos en censos de urgencias, cirugía y unidades de hospitalización es el mejor predictor para determinar la capacidad disponible en pacientes hospitalizados, con este es posible desarrollar de manera proactiva un plan que se adapte a todos los pacientes admitidos previsto para ese día y evitar problemas a futuro.

Las áreas de emergencias, salas de operaciones y exámenes admiten una variedad conocida de pacientes todos los días, por lo tanto no debe ser una sorpresa el número de camas que se necesitan para hospitalización por día, es sumamente importante que los hospitales conozcan cual es este número casi a la perfección al igual que la cantidad de pacientes que pueden ser admitidos en procedimientos quirúrgicos adaptados al equipamiento en salas de cirugía.

Pocas personas saben que los gerentes y directores departamentales deben reunirse entre 2 a 3 veces al día mientras resuelven problemas de capacidad y espacio para ingresar pacientes y planear la afluencia en las próximas 24 horas, al principio toma tiempo y algunas discusiones pero con la práctica este esfuerzo puede tomar menos de treinta minutos.

También es importante crear planes para alertar a los departamentos de pacientes internos y externos de las próximas oleadas para que puedan prepararse activamente, incluso saber cuáles son los días tranquilos donde no hace faltan tanto personal o recursos siendo importante a la hora de velar por el presupuesto, la atención de los pacientes y la rentabilidad en general del hospital.

Durante las reuniones nos debemos alegar de las siguientes frases:

  • “Tenemos 10 pacientes ingresados que están esperando por sus habitaciones”.
  • “La emergencia está repleta y en camino vienen 5 personas con accidentes de trauma”.
  • “8 pacientes tendrán que ser admitidos después de la cirugía”.
  • “En cuidados intensivos no estamos llenos, pero es imposible admitir a otro pacientes porque no contamos con el personal suficiente para mantener una proporción de 1 a 2.
  • “2 pacientes requieren telemetría pero esa área está repleta”

El resultado típico de este escenario es que los pacientes permanecen en la espera de ser ingresados o al ser admitidos no cuentan con la atención necesaria, en su lugar en las reuniones se debería tener un enfoque proactivo expresando las siguientes ideas:

  • “10 pacientes necesitarán camas el próximo lunes ¿Cuál es el plan?”
  • “Tenemos 3 pacientes que se espera sean dados de alta el lunes por la mañana por lo tanto tendremos esas habitaciones disponibles”.
  • “Los terapeutas respiratorios refieren que 4 pacientes van a necesitar pruebas especiales por lo tanto ocuparan los equipos del piso 2”

La planificación y anticipación ante cualquier evento es la clave para superarlo sin problemas, y aunque ciertamente no podemos decir cuál será el día y hora de una oleada de pacientes es responsabilidad de todos los involucrados tomar cartas sobre el asunto.

Ir a la 1ra Parte…

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí