Los secretos para elegir cortinas antibacterianas

Los centros de salud poseen características singulares que los hacen reconocidos y únicos en su entorno.

Para lograr que estos lugares sean aceptados y recomendados, deben adoptar ciertos estándares de higiene y seguridad. Regirse por patrones de calidad marcará una diferencia significativa.

Para lograr un estatus ideal, lo primero será considerar a aquellos artículos simples. Por ejemplo, las cortinas divisoras de cubículos en las salas de emergencias.

Claves para elegir cortinas antibacterianas

Es recomendable tener en cuenta la composición de estos elementos. Existen algunas recomendaciones que evitarán adquirir artículos de baja calidad y perjudiciales para los pacientes y el personal médico.

Esta es la razón principal por la cual conocerlos reducirá las posibilidades de complicaciones durante los procesos regulares del hospital.

Algunas de las claves que deben considerarse en este tema son el factor material, calidad, durabilidad y precio. Adicionalmente, la posición que tiene en relación a las normativas de seguridad e higiene de los centros de salud.

Claves para elegir cortinas antibacterianas

Las cortinas antibacterianas son aquellas utilizadas en las áreas específicas de los centros clínicos y hospitalarios. Usualmente se encuentran en salas de cirugía, de emergencia, habitaciones compartidas, áreas de terapia, entre otros.

La existencia de microorganismos perjudícales para la salud está presente en todas las áreas de estas instalaciones, por eso utilizar cortinas con propiedades antibacterianas es fundamental.

Su fabricación integra elementos aislantes que aseguran la privacidad entre pacientes. Adicionalmente, incluyen propiedades ignifugas que reducen la propagación de fuego en caso de incendios.

Aditivos fundamentales

El diseño y fabricación de las cortinas para hospitales incluyen tejidos antibacterianos e hipoalergénicos.

Estas son algunas de las principales características que deben tomarse en cuenta, pues reducirán la acumulación y proliferación de bacterias, virus y microorganismos nocivos para la salud de los pacientes y personal médico.

Es por ello que prestar atención en los materiales que la componen juega un rol fundamental.

Algunos de los virus y bacterias más usuales y de mayor proliferación en los centros clínicos son: el Staphylococcus aureus, el Enterococcus y la Clostridium difficile.

Estas son alguna de las complicaciones patológicas más comunes y de fácil contagio que logran sobrevivir en dichos lugares.

Generalmente abundan en espacios o artículos específicos, como por ejemplo los suelos, paredes, techos equipos para hospitales y en cortinas ordinarias de cubículos.

El uso de cortinas antibacterianas es aplicable a diferentes instalaciones médicas o de salud, tanto pública como privada.

Beneficios de las cortinas antibacterianas

Estamos hablando de un lugar de trabajo en el cual los procesos de higiene y desinfección son regulares. Estos se conforman por la aplicación de productos químicos especiales para centros de salud.

Las cortinas para hospitales ideales deben ser resistentes a la aplicación habitual de productos de desinfección y esterilización, sin la existencia de decoloración o desgaste en el material.

Reduce o imposibilita la adherencia de machas orgánicas, virus, bacterias o microorganismos. Su limpieza y desinfección es sencilla al igual que su montura. Sus tejidos son livianos y resistentes a cortes, pinchazos y fuego.

Mejores cortinas

En el mercado existe una variedad singular de materiales que son usados para la fabricación de estos artículos. Sin embargo, hay algunos con cualidades especiales que marcan la diferencia.

Deben estar conformadas por una capa principal de fibra sintética con agentes antibacterianos y por otra de PVC termo plástica que recubra ambas caras. Esta última evita la adherencia de microorganismos.

Las cortinas antibacterianas de calidad son resistentes al fuego, cortes o pinchazos. Su material debe tener propiedades antiestáticas y antialérgicas que consigan afectar la integridad del paciente.

Factores que deben considerarse

Como los centros clínicos y hospitalarios están sometidos a múltiples protocolos de higiene y desinfección, es primordial que las cortinas antibacterianas sean resistentes a los factores de uso. Por ejemplo:

  • Uso intenso y desmedido.
  • Derramamiento de líquidos, entre otros.

El material de las cortinas antibacterianas para hospitales debe ser de alta densidad. Es por ello que su composición es más gruesa y presenta una textura lisa, en comparación a las cortinas o telas ordinarias.

Las cortinas antibacterianas poseen una malla en el área superior. Esto asegura que, en caso de incendio, los aspersores del techo logren llegar a todos los cubículos.

La malla superior también mejora la ventilación e iluminación del cubículo médico. Estas pequeñas características contribuyen al mejoramiento de los procesos y bienestar del paciente.

Debe existir un espacio mínimo de 15 centímetros entre la cortina y el suelo. La distancia indicada evitará que la cortina sea pisada o manchada cuando el suelo es sometido a los procesos de limpieza, desinfección y esterilización.

Consejos finales

Las cortinas especiales aprobadas por los centros clínicos y hospitalarios deben cumplir con los estándares de salud, higiene, seguridad y calidad establecidos.

Si bien cada institución determina el tipo de material que será utilizado, son algunas de estas claves las que ayudarán a la adquisición de la cortina para cubículos perfecta.

La cortina antibacteriana por elección debe ser aquella que posee agentes químicos, lo cuales sean capaces de eliminar la proliferación de bacterias y microorganismos, como aditivos antimicrobianos de liberación programada.

La adquisición de estos artículos marcará una diferencia significativa en la calidad con la cual son percibidas estas instalaciones.

FICHA TECNICA CORTINAS ANTIBACTERIANAS

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*