Mesas quirúrgicas: consideraciones a tener en cuenta, parte 2

Ya sea que busques comprar una mesa quirúrgica o repararla, existen ciertos inconvenientes con los que probablemente tengas que lidiar en algún punto, debido al obvio deterioro de las cosas cuando las ponemos en uso a través del tiempo.

Mesas quirúrgicas consideraciones a tener en cuenta

Para este artículo hemos hecho una primera parte en que cubrimos los primeros 7 problemas más comunes con este equipamiento para salas de cirugía, por ello, te recomendamos visitar ESTE LINK antes de leer este contenido, de forma que tengas un entendimiento mayor sobre lo aquello con lo que tendrás que lidiar en el futuro.

Cubiertas del pilar

No sólo es importante el número de cubiertas que tenga el pilar que sostiene la mesa, sino también el grado o grosor del acero inoxidable que cubre la misma, para esto, recomendamos las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántos pilares tiene la mesa? Hay una gran diferencia entre tener tres y siete.
  • ¿Cuál es el nivel grosor de cada uno? Recuerda que cuanto más delgado sea cada pilar, más fácilmente se dañará.

De hecho, existen compañías que han tenido problemas con hospitales precisamente porque los pilares de sus mesas quirúrgicas se dañan con mucha facilidad.

Importante: cuando los soportes de las columnas se curven, la mesa no subirá o bajará correctamente, lo que a su vez terminaría haciendo más daño a la mesa, hasta romperla; si ves que este es el caso, retira la mesa inmediatamente.

Inclinación lateral

Hay dos problemas principales que pueden ocurrir con la inclinación lateral, cada uno muy serio; el primero es que el pivote de inclinación lateral esté bloqueado por algún motivo y por ello termine deslizándose hacia fuera, una vez que esto ocurra, el pin se doblará, lo que resultará en la mesa cayéndose.

En cuanto al segundo problema, casi todas las mesas son susceptibles a él, los tornillos y sujetadores del soporte cilindro hidráulico de inclinación lateral se sueltan, lo que ocasiona que la mesa se incline hacia un lado sin poder permanecer nivelada.

Energía eléctrica

Mientras más componentes electrónicos hay en la mesa, más probabilidades existen de que haya un fallo eléctrico en alguna parte. Aquí es donde muchas marcas se diferencian, por ejemplo, si bien existen modelos que usan menos componentes electrónicos, sólo tienen un punto por el cual pasa la corriente. Han habido muchos casos en los que la fuente de poder no ha sido capaz de manejar lo que se le pedía y esto resultó en el rompimiento de la mesa quirúrgica.

Sin embargo, en el otro lado del espectro, también hemos visto este tipo de equipamiento para salas de cirugía en versiones con más componentes electrónicos, pasando estas por más de una fuente de poder, y experimentando problemas también.

Batería que no carga ni mantiene su nivel de carga

Definitivamente este es un problema muy frecuente entre los que se experimentan con este equipo para hospitales, de hecho, existen varia causas por las cuales una batería deja de cargarse o de mantener su carga, de las cuales destacan las siguientes:

  • Dejar la mesa con modo encendido no está en uso.
  • Falta de mantenimiento preventivo.
  • Dejar la batería descargada durante un período de tiempo prolongado.
  • No cargar completamente la batería.
  • Continuar utilizando la batería de la mesa aunque la luz de esta esté parpadeando, sin enchufar la mesa siquiera.
  • El cable de alimentación está defectuoso.
  • Fusible quemado.

Otra cosa a considerar es si la mesa tiene una batería de plomo y no se utiliza muy a menudo o se pone en almacenamiento a largo plazo, incluso, las baterías de ácido-plomo son propensas a la autodescarga y al deterioro si no se utilizan con frecuencia.

Factores hidráulicos

El principal problema con el sistema hidráulico es la fuga de aceite, mientras que el resultado de un sistema hidráulico es esencialmente el mismo en cada mesa quirúrgica, los medios para llegar a ese resultado suelen ser diferentes.

Por ejemplo, mientras que dos mesas tienen cilindros hidráulicos, la calidad de esos cilindros determinará la probabilidad que exista de fugas de aceite, la cantidad de aceite filtrado y con qué frecuencia esto ocurre. La otra consideración importante es el número de cilindros, mientras más partes móviles haya, mayor es la probabilidad de que algo salga mal; Sin embargo, es seguro decir que en algún momento todas las mesas quirúrgicas tendrán fugas de aceite.

Otro factor importante es cómo se diseña la base, algunas mesas tienen una base que contiene el aceite e impide que este toque el suelo, mientras que otras son porosas, permitiendo que el aceite entre en contacto con el mismo.

Importante: el aceite en el piso puede ocasionar riesgos de deslizamiento o caídas muy peligrosas para el personal y los pacientes.

Llegando a tus propias conclusiones

Al final del día, todas las mesas de todas las marcas presentan problemas en algún punto, los que enumeramos aquí son simplemente los que encontramos más comunes. Ahora, ¿cómo puedes prevenir o minimizar estos problemas?

Para esto recomendamos encarecidamente tener tus mesas quirúrgicas bajo un contrato de mantenimiento preventivo donde a la mesa se le esté inspeccionando y se le esté realizando el mantenimiento correspondiente en conjunto y en una base programada (recomendamos al menos una vez cada 6 meses).

Esperamos que puedas utilizar esta guía para ayudarte a reducir tu búsqueda cuando desees comprar este equipo para hospitales o al menos para simplemente ser capaz de identificar áreas problemáticas en tu equipo existente.

Ir a la 1ra Parte…

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí