¿Por qué se debe contar con buenas puertas de seguridad?

Las puertas de seguridad tienen como finalidad satisfacer necesidades de funcionalidad, calidad y seguridad. Se instalan en las salas de recuperación o cirugía, laboratorios, unidad de cuidados intensivos y en los pasillos.

Estas puertas deben cumplir con determinados requisitos según el área en la que se vayan a instaladas. Es necesario hacer un estudio previo a la instalación de las puertas de seguridad para comprobar que sea apropiada para la zona.

¿Por qué se debe contar con buenas puertas de seguridad?

Existe una variedad de modelos que son adaptables a los requerimientos del hospital, estas son las puertas corredizas o abatibles, manuales o automáticas.

Las puertas de seguridad más comunes son las herméticas corredizas de una o dos hojas, debido a que son más fáciles de instalar.

Características generales

Cada puerta está diseñada para una función determinada. Por eso es importante hacer una distinción entre ellas.

Las puertas corredizas se caracterizan por abrirse de forma horizontal mediante un movimiento de deslizamiento. Las abatibles son aquellas que se abren con un pequeño empujón hasta formar un ángulo de 90°, son puertas muy convencionales.

El mercado ofrece dos clases de puertas: las automáticas, aquellas que se abren y cierran por medio de un sensor, tarjeta o control remoto; y las manuales, que se caracterizan por necesitar la intervención humana para que cumpla con su fin.

Las puertas de seguridad son herméticas, estas combaten de manera efectiva la contaminación por microorganismos. Garantizan una buena higiene gracias a los materiales con los que está elaborada y son de fácil limpieza. Se personalizan según las necesidades que tenga el hospital.

Importancia de las puertas de seguridad

Los hospitales deben cumplir unos parámetros de higiene muy estrictos. Las puertas de seguridad permiten que las partículas en el aire, la humedad, la temperatura y la presión en el aire sean las idóneas para él.

Por eso es muy importante instalar la puerta según la necesidad que tenga. De lo contrario, no cumplirá con el servicio para el cual está hecha.

Además de evitar una propagación de agentes patógenos, evita el traspaso de radiación de la sala de los rayos X hacia la oficina operativa.

También permite controlar el flujo de gases medicinales que se hallen en una habitación, manteniéndolos a la temperatura requerida por ellos.

Tipos de puerta de seguridad

  • Puerta abatible automática o manual con bisagra y protección al fuego.
  • Puerta para uso con gases de alto o bajo umbral, se colocan en las zonas que necesitan alta higiene.
  • Puerta hermética de vidrio corrediza manual o automática de una hoja.
  • Puerta hermética corrediza automática de una o dos hojas.
  • Puerta hermética abatible manual de una o dos hojas.
  • Puerta hermética abatible manual o automática con protección para rayos X.

Estas puertas de seguridad están elaboradas con acero inoxidable, cuentan con un panel de vidrio y panel de impacto. Además, tienen una mampostería de placa y yeso.

Entre sus características están las ventanas de inspección, manijas de las puertas, protección de humo y un sistema de cerrado.

Puertas corrediza para rayos X

Las puertas corredizas manuales o automáticas para protección de los rayos X se instalan especialmente en las salas operativas. Ellas evitan el traspaso de radiación y de los rayos X gracias a sus láminas de acero inoxidable.

Las puertas para rayos X son herméticas o no, según el espacio que delimiten. Según el modelo poseen un panel de vidrio y asas en ambos lados de ella.

Puerta hermética abatible de una hoja

Tienen una estructura de acero con su respectivo recubrimiento de polvo de acero inoxidable. La puerta posee bisagras y la opción de abrir hacia al lado derecho o izquierdo, según las necesidades que presente el propietario del hospital.

Las manijas o asas se encuentran a ambos lados de la puerta de seguridad. El núcleo de la hoja de la puerta es impermeable.

Su función es que los microrganismos no logren traspasar la puerta con el fin de garantizar una higiene más eficaz en la zona en la que se encuentre.

Puerta hermética corrediza automática de dos hojas

Cada hoja está elaborada con acero, recubierta por el polvo de acero inoxidable. Contienen un panel de vidrio en cada una. Las manijas de esta puerta están empotradas y a ambos lados.

Garantiza una protección contra las radiaciones y las encontramos en las áreas de higiene.

Puerta para uso de gases con bajo umbral

Las podemos encontrar en las áreas de higiene. Son puertas de acero inoxidable con un panel de vidrio. Las hojas de la puerta forman algo similar a un sándwich de doble casco. Se caracterizan por poseer un núcleo resistente a los impactos.

Nociones generales

  • Las puertas de seguridad se encuentran en cualquier parte de un centro médico. Las herméticas son las que se utilizan especialmente para las salas de cirugía o para la unidad de cuidados intensivos.
  • Esto se debe a que ellas no permiten que pase una temperatura que sea desfavorable para la zona, algún agente patógeno que cause alguna enfermedad o infección a los pacientes.
  • Mayormente se recomienda que las puertas sean corredizas debido al ahorro de espacio.
  • Las puertas que obstruyen la propagación de rayos X son esenciales para todas esas áreas operativas, para no poner en riesgo de exposición a la radiación a los profesionales.
  • Cada modelo de puertas de seguridad tiene la opción de abrirse hacia el lado derecho o izquierdo, permitiendo ajustarse a las necesidades del área.

Referencias:
Puertas para áreas de seguridad
Fichas técnicas de sistema de puertas

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*