Ventilación de quirófanos con flujo laminar

Los sistemas de ventilación son ampliamente utilizados en los quirófanos en muchos países a nivel mundial.

Su uso se basa en que contribuyen a la prevención de infecciones del sitio quirúrgico que constituyen un problema significativo para la salud del paciente.

Ventilación de quirófanos con flujo laminar

De forma tradicional y por muchos años, se han utilizado dos tipos principales de ventilación con el objetivo de proporcionar niveles bajos de unidades capaces de formar colonias de bacterias en el aire dentro de los salones hospitalarios.

¿Qué son las infecciones en del sitio quirúrgico?

Las infecciones del sitio quirúrgico se definen como infecciones que se dan o que surgen dentro de los 30 días posteriores a una intervención quirúrgica o dentro de un año cuando se coloca un implante en el lugar de la cirugía y que pueden llegar a afectar la incisión o el tejido profundo en el sitio de la operación

Los microorganismos en las partículas del aire se acumulan en la herida, los apósitos y los instrumentos quirúrgicos y causan infecciones.

Generalmente la calidad del aire en el quirófano se mantiene con un sistema de ventilación y se ha comprobado que se pueden lograr mejoras adicionales con el sistema de flujo de aire laminar.

El sistema de flujo de aire laminar es un poco caro y requiere mantenimiento continuo, además su instalación debe de ser realizada únicamente por personal calificado y experimentado.

Sistemas de ventilación en los quirófanos

Un sistema de ventilación en el quirófano puede ser de tipo recirculante o no recirculante.

El sistema de recirculación es en el cual recircula parte o todo el aire interior de vuelta a los quirófanos, o en alguna otra parte del hospital, mientras que, en un sistema sin recirculación, todo el aire que se lleva dentro de la habitación tiene aire acondicionado, que es considerado como aire exterior.

Cuando se utiliza un sistema de recirculación, el conducto de retorno de aire debe por fuerza mayor tener un filtro de aire que pueda atrapar partículas de alta eficiencia y que además se encuentre integrado en el sistema.

En un quirófano en donde se da la inhalación incluso de medicamentos anestésicos, deben de existir sistemas completamente separados para poder conseguir una buena ventilación y para que se dé de forma satisfactoria la eliminación de gases anestésicos de desecho.

Calidad de aire del quirófano para controlar infecciones

El aire interior de un quirófano contiene polvo y éstas actúan como portadores para el transporte de partículas cargadas de microorganismos que pueden llegar a depositarse en la herida quirúrgica ocasionando de esta forma una infección, de hecho, las estas partículas de aire son responsables de la mayor cantidad de contaminación microbiana.

Los quirófanos modernos están generalmente equipados con un sistema de ventilación convencional en el que los filtros pueden eliminar las partículas suspendidas en el aire de tamaño superior a 5 mm.

La eficacia de la ventilación del quirófano se mide por las unidades formadoras de colonias de organismos que se encuentran presentes por metro cúbico.

El sistema de ventilación con flujo de aire laminar direcciona el flujo de aire en una dirección y arrastra la partícula de aire sobre el sitio de la herida hasta las salidas.

El flujo de aire laminar con sistema de filtros tiene la capacidad de eliminar partículas de aire y puede producir una gran cantidad de intercambios de aire por hora en las salas de operaciones.

El control de infecciones es fundamental y de mucha importancia dentro de los quirófanos.

Los estudios han demostrado que la mayoría de las causas de la contaminación de las heridas en las salas de operaciones surgen como resultado de la flora cutánea del paciente y de las bacterias derramadas en el aire que se propagan a través de las vías respiratorias del personal de quirófano.

La ventilación de las salas afecta a la distribución de estas partículas en el aire de cuatro maneras:

  1. Ventilación total
  2. Repartición del aire o flujo de aire direccional
  3. Ventilación de la sala por presurización
  4. Filtración o eliminación de contaminantes.

Tipos de ventilación laminar

Las unidades de flujo de aire laminar son generalmente de dos tipos: las que son instaladas en el techo que generan un flujo vertical o las que se colocan en la pared que producen un flujo horizontal.

Hay inconvenientes asociados con ambos tipos.

Generalmente el principal problema asociado con el flujo de aire laminar es la interrupción del flujo.

Con el flujo laminar vertical, el calor generado por las lámparas quirúrgicas crea turbulencia de aire, mientras que con el flujo laminar horizontal es el equipo quirúrgico el que interrumpe el flujo de aire.

Flujo de aire laminar en el control de las infecciones quirúrgicas

El sistema de flujo de aire laminar se utiliza principalmente en cirugías donde se necesita realizar la colocación de implantes en las cuales incluso un pequeño número de microorganismos pueden llegar a causar una infección.

Los expertos consideran que el flujo de aire laminar puede minimizar la contaminación movilizando un volumen uniforme y grande de aire limpio hacia el área quirúrgica, mientras que los contaminantes se eliminan instantáneamente.

Fuente:
www.ukessays.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*