5 componentes del sistema para flujo de gases hospitalarios

La mayoría de las personas piensan que el sistema de gases médicos es el oxígeno que se bombea a los pacientes durante una cirugía o en la habitación del hospital.

De hecho, hay varios gases que conforman el sistema de gases médicos promedio, incluyendo los gases de anestesia que forman parte del quirófano.

Los sistemas para estos gases sostienen la vida y están regulados como un medicamento.

Esto significa que existen múltiples niveles de restricciones e instrucciones sobre la manera correcta, segura y legal de operar estos sistemas.

5 componentes del sistema para flujo de gases hospitalarios

Dado que hay tanto control sobre el uso de estos gases, la mayoría de los hospitales contratan a inspectores externos para que comprueben cada elemento de su sistema y para que confirmen que están trabajando correctamente para mantener la seguridad de los pacientes y del personal, para que cumplan con las normas establecidas por las organizaciones mencionadas anteriormente.

Componentes del sistema de gases hospitalarios

Son 5 los principales componentes con los que debe de contar todo sistema de flujo de gases medicinales para un adecuado funcionamiento, éstos son:

  1. Equipo de fuentes de gases médicos

El gas médico por tubería viene de alguna parte y, los equipos de origen son las bombas, compresores, colectores y contenedores a granel que suministran o crean gases médicos en el sistema de tuberías del hospital.

El equipo fuente puede tener diferentes piezas de hardware para filtrar, presurizar, limpiar, secar o regular el gas con el fin de suministrar un gas médico presurizado limpio y seguro que cumpla con las tasas de presión y volumen requeridas en cada terminal de gas médico.

  1. Cuartos de Manifolds y Equipo

Mientras que el vacío, el aire médico y el aire de instrumentos se generan de forma local en la mayoría de los hospitales, los gases de menor volumen pueden venir a través de un sistema de tuberías desde los cilindros que se conectan a un colector.

Por lo general, los hospitales tienen nitrógeno, óxido nitroso y tal vez dióxido de carbono producido a través de un colector.

La sala del manifold normalmente tiene varios cilindros de diferentes tipos de gas, todos alineados contra las paredes.

Los cilindros contienen una presión muy alta y deben ser protegidos con tapones de rosca de alta resistencia y apoyados en posición vertical con cadenas.

Parte del gas puede diluirse dentro del cilindro y el líquido puede congelar los accesorios, las válvulas y los sensores de alarma si salpica a través de las líneas de conexión.

Mantener los cilindros en posición vertical significa que cualquier líquido comprimido estará en la parte inferior del cilindro sin riesgo de ensuciar el equipo.  Cada tipo de gas vendrá en cilindros codificados por colores, etiquetados con el nombre de su contenido y con conectores únicos para asegurar que no haya una conexión cruzada de gases.

  1. Sistemas de Alarma de Gases Médicos

Los sistemas de alarma de gases médicos pueden variar en lo que reportan y miden, las agencias de seguridad de cada país son las que establecen los estándares mínimos, pero con las tecnologías actuales muchos paneles de alarma muestran más que los requisitos mínimos.

Los paneles de alarma de gases médicos vienen en tres niveles de protección:

    • Paneles maestros de alarma que monitorean la fuente del equipo, los colectores y el suministro principal de oxígeno.
    • Alarmas de zona que protegerán una sección del hospital y que típicamente monitorean la presencia y presión de oxígeno.
    • Alarmas de área que monitorean al menos el oxígeno y el vacío en las salas de cirugía, procedimientos y recuperación.
  1. Conexiones de gas en la habitación del paciente

En la mayoría de las habitaciones de los hospitales actuales existen al menos dos juegos de salidas de oxígeno y entradas de vacío.

Esto permite un funcionamiento continuo en caso de bloqueo o avería y puede permitir el uso de múltiples dispositivos en el paciente.

Ambas conexiones están utilizan un resorte para cerrar el suministro de gas cuando no hay nada conectado a ellas.

La mayoría de las veces, la toma de corriente de la pared tendrá un regulador de algún tipo enchufado que permite ajustar la cantidad de oxígeno o vacío dependiendo de las necesidades del paciente o de la máquina.

El regulador funcionará como el interruptor de encendido/apagado del gas al que está conectado.

  1. Mangueras, conectores y colas de conexión

Puede que existan mangueras que conecten el equipo a la pared que son reutilizadas y estas líneas deben ser inspeccionadas por el personal del hospital para asegurarse de que no estén dobladas o agrietadas pues esto reduciría la presión del sistema o haría que las bombas de vacío funcionaran excesivamente al aspirar el aire de la habitación.

En el caso del vacío, también pueden acumular residuos que reducen la eficiencia del sistema para ayudar al personal quirúrgico. La recomendación estándar es que sean inspeccionadas o reemplazadas cada 18 meses.

Los sistemas de gases médicos deben ser construidos por instaladores certificados y luego verificados por un inspector especialmente capacitado antes de que puedan ser utilizados.

Una vez que el sistema está en funcionamiento, las inspecciones anuales aseguran que los pacientes y el personal se encuentren protegidos por el sistema.

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*