¿Cómo deben ser los laboratorios de células madres?

El establecimiento de un laboratorio que funcione bien para llevar a cabo el cultivo de células madres humanas debe proporcionar la base para el cultivo y la experimentación exitosa de las mismas.  Por lo general el cultivo de células madres se lleva a cabo en un laboratorio que suele no ser muy diferente al que comúnmente se utiliza para llevar a cabo cualquier otro tipo de cultivo de células humanas. Estos laboratorios se diferencian de los mencionados anteriormente porque, existe un mayor grado de supervisión, revisión e informe entre el personal que opera en ellos.

Gracias a diversos estudios que se han realizado, los expertos han logrado determinar que se requiere una cantidad de tiempo y esfuerzo casi igual en ambos laboratorios para establecer protocolos iniciales y buscar la aprobación que se necesita para cultivar y obtener líneas celulares humanas para poder diseñar y equipar ambos tipos de laboratorios.

Independientemente del tipo de laboratorio existente, sea modernizando o no, un laboratorio los problemas básicos que se llegan a presentar en estos son prácticamente los mismos. Es importante tener en cuenta el equipo, las actividades que se deben llevar a cabo para poder hacer mejores resultados a una velocidad más rápida y, sobre todo, la cantidad de personas que llevaran a cabo las labores correspondientes al laboratorio.

¿Cómo deben ser los laboratorios de células madres?

Para poder clarificar mejor cómo deben ser y funcionar los laboratorios de células madres modernos, el día de hoy les presentaremos un poco su estructura y el funcionamiento, para que de esta manera se puedan tomar en cuenta los consejos y las previsiones necesarias que respectan con estos espacios tan delicados.

¿Qué deberían tener los laboratorios de células madres para ser totalmente eficientes?

  • Un buen diseño

La utilización de un diseño modular en un laboratorio de células madres, tanto en términos de bancos como de equipos, puede ampliar el laboratorio según sea necesario, esto ocurre al agregar módulos y personal adicional para que estos puedan administrar la carga de trabajo de manera más eficiente y efectiva.

Cuando se trata de la configuración del espacio de los laboratorios de células madres, es importante incluir de manera clara cuál es el alcance que tendrán los trabajos realizados en estos y cuál será el número de personas en específico que harán vida en este local, ya que al tratarse de células madres, se tienen que realizar procedimientos que son mucho más delicados y susceptibles a contaminación que en el caso de los laboratorios que generalmente conocemos. Cultivar células madre es muy parecido a cultivar otros tipos de células del cuerpo humano, pero con la diferencia de que se adicionan algunas técnicas especiales adicionales, las cuales mencionaremos un poco más adelante.

  • Métodos especificados

Cuando se trata de laboratorios de células madres, es importante tener diversos métodos que permitan al personal que en el labora poder llevar a cabo un trabajo lo suficientemente efectivo, rápido y de calidad. La principal razón por la que las personas comienzan a confiar en unos laboratorios clínicos es porque observan que tienen diferentes técnicas y métodos para poder obtener los resultados que son solicitados por los pacientes. Por ende, la clave se encuentra en tener métodos para poder tener un trabajo armonioso y efectivo.

Asimismo, el de vital importancia que esos métodos incluyan la planificación de cómo se van a utilizar los espacios de los laboratorios de células madres, cuál será el máximo y el mínimo presupuesto que tendrán para equipar el lugar y de qué manera se pretenden utilizar las diversas áreas de cuarentena, cultivo de tejidos, biología moléculas y microscopia para que los resultados sean totalmente analizados.

Es de vital importancia que todos estos métodos se tengan bien clarificados y especificados, ya que el personal que laborará en estos laboratorios serán los principales responsables de que los mismos se lleven a cabo, haciendo así que los pacientes se sientan realmente satisfechos con el trabajo realizado. Por ende, es importante recordar que la metodología siempre puede variar dependiendo del laboratorio en sí.

  • Equipos adecuados

Los laboratorios de células madres implican la utilización de una serie de equipos que son distintos a los que se usan en otro tipo de laboratorios. Esto se debe a que se trata de equipos que buscan realizar algún tipo de cultivo en específico. Dentro de los equipos más conocidos podemos encontrar los más conocidos, como son el caso de equipos de caracterización y análisis, así como incubadoras que tienen como principal objetivo permitir el cultivo de células madres en baja tensión de oxígeno. Sin embargo, no se trata solamente de estos quipos, sino también existe una larga lista de aparatos que son fundamentales.

Finalmente, te mencionamos que las áreas que son más utilizadas en este tipo de laboratorios son aquellas donde se puede estudiar la microscopía, los cultivos de tejidos, el almacenamiento, la cuarentena y el control de calidad de las células madres. Por esta razón, la principal recomendación que les damos es que consulten a profundidad de qué manera pueden equipar estos espacios para que la atención y la seguridad de los resultados que esperan los pacientes sea totalmente completa.

Fuente:
www.ncbi.nlm.nih.gov

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*