Cómo lograr la máxima iluminación del quirófano

Para tener una buena iluminación en un quirófano es necesario contar con una serie de características en la lámpara que se encuentra en la sala de operaciones, pues así se puede tener la certeza de que existirá mayor luminosidad en el área y una baja posibilidad de que se produzcan daños en las cavidades expuestas a la luz.

Es muy importante que la iluminación que debe haber en el quirófano no se disperse, pues si esto ocurre el área quirúrgica se puede ver inmensamente afectada, esto debido a que la calidad visual de los doctores puede llegar a disminuir considerablemente, lo que puede acarrear errores en las cirugías.

Cómo lograr la máxima iluminación del quirófano

Por todas estas razones, y por la seguridad de los médicos cirujanos y de los pacientes que se pueden estar por someterse a una operación quirúrgica, el día de hoy les presentamos algunos tips a considerar para poder lograr la máxima iluminación en de la sala de operaciones.

Cómo obtener la máxima iluminación de una sala de cirugías

Existen diversas maneras para obtener una buena iluminación en una sala de operaciones. Todas las opciones pueden ir desde la limpieza que debe tener la lámpara de operaciones hasta la posición que esta debe tener al momento de realizar la intervención quirúrgica, sobre todo dependiendo de cuál sea la clase de operación que se realizará.

Sin embargo, lo mencionado anteriormente no es suficiente para garantizar la máxima iluminación de la sala de operaciones. Por ende, podrán observar a continuación cuáles son las mejores opciones para que la iluminación del quirófano se manifieste en su máximo esplendor.

  • Luz de corrección de color

La primera característica con la que debe contar una lámpara para tener una buena iluminación en un quirófano es que debe poseer una buena luz de corrección de color. Básicamente, se trata de una luz que pueda asegurar la claridad del color de la lámpara del quirófano, esto se debe a que cuando se están realizando intervenciones quirúrgicas, es muy común que los colores se distorsionen por la cantidad de sangre y la opacidad de los bombillos que lleguen a tener las lámparas del área de operaciones.

  • Iluminación de cavidad profunda

Dependiendo del tipo de operación de la que se trate es posible que se necesite una mayor iluminación para la cavidad a intervenir, por esta razón es necesario contar con una lámpara que permita observar de una mejor manera el espacio que se está manipulando, pues de esta manera las probabilidades de que exista algún error durante la operación pasan a ser realmente mínimas.

  • Bombillas de larga duración

Es sumamente importante contar con una bombilla de iluminación de larga duración, pues es de vital importancia que durante una intervención quirúrgica los médicos no se queden sin la iluminación necesaria. La principal recomendación que hacemos en estos casos es aconsejarles que se obtengan bombillas de larga duración ininterrumpida, las cuales pueden variar entre las 800 y las 1.000 horas de vida útil.

  • Articulación completa

La articulación completa en una lámpara de quirófano es de suma importancia, porque se trata de una manera más efectiva y sencilla de manejar el dispositivo iluminador. Un diseño ideal de lámpara para operaciones quirúrgicas es aquel que cuenta con fuertes brazos que permiten  con gran libertad manejar mejor el posicionamiento de la lámpara, lo que puede ayudar a que la iluminación en la cavidad que se está interviniendo  sea de gran magnitud

  • Controles convenientes

Es obligatorio que una lámpara de quirófano cuente con diversos controles que permitan manejar la intensidad de las bombillas que conforman la lámpara de operaciones, pues de esta manera se puede evitar considerablemente que haya exceso o escasez de luz en algún momento determinado de la cirugía. Asimismo, es necesario saber que los controles convenientes pueden ubicarse directamente en las manijas de la lámpara o en un panel de control de pared.

  • Líneas de limpieza

Como mencionamos inicialmente, es importante que las lámparas de áreas quirúrgicas estén siempre limpias para evitar infecciones y para que puedan proporcionar una buena iluminación en el área de operaciones, por esta razón es fundamental que una lámpara quirúrgica cuente con líneas de limpieza y productos específicos, los cuales permitan eliminar posibles bacterias que se puedan acumular y que a su vez, permita que la claridad sea mucho mayor.

  • Luz fría

Uno de los consejos más importantes es que la lámpara debe poseer una luz fría, pues cuando se trata de lámparas quirúrgicas es necesario prever la seguridad y el confort del paciente y de los doctores, ya que si se llega a tratar de una intervención de larga duración es posible que la iluminación consecutiva cause calor en la cabeza y el cuello de los doctores, así como puede llegar a causar daños en las cavidades de los pacientes.

  • Control de sombras

Finalmente, es necesario que la lámpara de intervención quirúrgica cuente con reflectores que permitan controlar los rayos individuales de luz, para que así se pueda controlar de una manera la creación de sombras en el área de operaciones y que puedan causar algún tipo de inconveniente en el área de operaciones.

Fuente:
www.dremed.com

 

 

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*