Importancia de las lámparas quirúrgicas en cirugía

Las luces quirúrgicas, también conocidas como luces de operación, se utilizan principalmente en los quirófanos de los hospitales y centros de cirugía ambulatoria, pero también se pueden utilizar en varios lugares de la instalación para proporcionar una iluminación de alta calidad para todos los procedimientos.

Los servicios incluyen, por ejemplo, salas de emergencia, partos y salas de exámenes médicos.

Una luz quirúrgica ilumina el área operatoria de un paciente para una visualización óptima durante un procedimiento.

Este tipo de luces pueden proporcionar horas de luz brillante sin calentar excesivamente al paciente o al personal.

Importancia de las lámparas quirúrgicas en cirugía

Una variedad de luces están disponibles para satisfacer las necesidades de proporcionar una visualización óptima durante la cirugía y los procedimientos.

Antes de que el hospital realice la compra de luces quirúrgicas, es importante que tomen en cuenta los siguientes aspectos:

  1. ¿Qué son las luces quirúrgicas y cómo funcionan?
  2. ¿Cuál es el costo de las lámparas quirúrgicas?
  3. Principales especificaciones a tener en cuenta al invertir en iluminación quirúrgica.
  4. Factores adicionales a considerar al comprar iluminación quirúrgica.
  5. Integración efectiva de la iluminación quirúrgica en el quirófano
  6. ¿Iluminación uniforme o iluminación específica?
  7. Factores financieros y coste total de mantenimiento.

¿Qué son las lámparas quirúrgicas?

Las luces quirúrgicas proporcionan al equipo médico una iluminación brillante y uniforme centrada en la mesa de operaciones durante una cirugía.

Las luces quirúrgicas se pueden clasificar según el tipo de luz como incandescentes o .

Las lámparas quirúrgicas convencionales son básicamente lámparas incandescentes llenas de gas que contienen halógeno a una cierta presión.

Las luces de diodo emisor de luz o han sido una mejora revolucionaria en el campo de la iluminación quirúrgica, eliminando virtualmente el problema de la radiación infrarroja causada por el calor excesivo.

Tecnología de luz quirúrgica

Las luces utilizadas en las lámparas quirúrgicas son por lo general luces incandescentes o diodos emisores de luz (LED).

Las luces incandescentes se asemejan a las típicas bombillas domésticas que emiten luz de un filamento, brillando en una cámara de vidrio llena de gas.

El filamento suele estar hecho de tungsteno y el tipo y la proporción de gas en el bulbo varía.

Las luces incandescentes no duran tanto como las luces LED y es posible que deban ser reemplazadas durante un procedimiento quirúrgico.

Entre los principales beneficios de las lámparas quirúrgicas que utilizan tecnología LED mencionamos las siguientes:

  • Colores blancos más brillantes
  • Colores más precisos
  • Mayor eficiencia energética
  • Duran mucho más
  • Prácticamente no emite calor

Colocación de las lámparas quirúrgicas

Existen varios tipos de luces quirúrgicas, y cada tipo desempeña un papel específico en la iluminación antes, durante y después de un procedimiento médico.

Se puede clasificar por tipo de lámpara o configuración de montaje y las principales son las convencionales o incandescentes y las luces LED.

Estas luces pueden ser colocadas en el techo, en la pared o en el suelo y dependiendo del modelo.

Una lámpara colocada en el techo se puede montar en un punto fijo en una sala de procedimientos.

Del mismo modo, las lámparas de pared se colocan en una pared del quirófano.  La configuración de pared es más utilizada en el caso de las luces de exploración que con las luces quirúrgicas.

Para lograr una mejor movilidad, las lámparas de quirófano de pie funcionan de forma autónoma y, por lo general, se encuentran colocadas sobre ruedas, lo que les permite desplazarse de un espacio a otro. Cualquiera que sea la ubicación de las luces, juegan un papel importante en la iluminación de un sitio quirúrgico durante un procedimiento médico o quirúrgico.

Requisitos para las lámparas de quirófano

Los requisitos quirúrgicos de iluminación varían según el tipo, marca y modelo del sistema de iluminación.

El brillo de un cabezal de luz quirúrgico se mide en Lux y normalmente no supera los 160.000 Lux.  El peso puede variar en función del número de cabezales de luz que son conectados al sistema.

La vida útil de una lámpara quirúrgica se mide dependiendo del tiempo que durará la lámpara hasta que su brillo sea el 70% de su valor original.

Por lo general, las luces quirúrgicas en la actualidad suelen durar entre 40.000 y 60.000 horas de uso.

Accesorios

Los accesorios para una lámpara quirúrgica puede ser utilizados para complementar, o para ser agregados a un sistema de iluminación quirúrgica después de su compra e instalación inicial.

Los accesorios pueden abarcar una gran cantidad de productos diferentes, pero algunos de ellos suelen estar disponibles con la compra de un sistema de iluminación quirúrgica.

Los accesorios se utilizan principalmente con el objetivo de agregar una luz ambiental a una montura de luz quirúrgica, para añadir una cámara independiente para propósitos de grabación y/o enseñanza, para colocar una montura de monitor único o doble, o incluso para colocar un escudo contra la radiación.

Otros accesorios puede incluir cubiertas estériles de mango de luz que pueden ser usadas para conservar un ambiente estéril donde el cirujano tenga el control de la función y posición, intensidad y tamaño del punto de luz desde el mango de la luz.

Fuente:
www.steris.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*