Importancia del Mantenimiento de Bombas De Vacío Grado Médico

Desde hace varios años se han estado utilizando filtros en las salidas para las redes de gases medicinales y de esta forma atrapar la suciedad, bacterias y agua transportada por los sistemas, también se ha hecho uso de filtros en las bombas de vacío grado médico para evitar que los líquidos, condensado y humo contamine el sistema, pero actualmente se ha cuestionado mucho esta práctica haciendo referencia a los usos apropiados para los filtros y además si es conveniente utilizar la bomba de vacio para la evacuación del humo.

El uso de filtros es sólo una solución temporal a un problema importante y es apropiado sólo si la causa subyacente de la contaminación será corregido tan pronto como sea posible, dependiendo de su construcción los filtros se pueden utilizar temporalmente para evitar que los contaminantes dañen los dispositivos, sin embargo los filtros no eliminan el vapor de agua y otros gases que pueden lesionar a los pacientes y personal médico.

Importancia del Mantenimiento de Bombas De Vacío Grado Médico

Al igual que las redes de gas médico los filtros requieren una inspección de rutina y mantenimiento preventivo, si se descubren contaminantes deben usarse sólo hasta que el problema se corrija  y limpiar la tubería.

Aunque los filtros pueden atrapar la suciedad de manera efectiva (por ejemplo, partículas de óxido de la tubería) hasta que pueda ser soplado desde el sistema en un momento conveniente, en muchos casos la contaminación empeora, por ejemplo el agua que se encuentra en el aire comprimido es causado por un fallo del sistema de producción y puede permitir que las bacterias y mohos colonicen la tubería, las reparaciones se retrasen y los costos se elevan cada vez más.

No corregir la causa de cualquier contaminación del sistema puede colocar el hospital en violación de códigos de salud estatales, locales, regulaciones sobre medicamentes y construcción, así como crear un riesgo para la salud y posibles incendios; los gases administrados a los pacientes son considerados medicamentos pero si son manipulados de forma incorrecta podrían ocasionar daños terribles a la infraestructura y las personas que se encuentran dentro de ella.

Se considera que los sistemas de vacío no necesitan filtros de entrada, ya que los frascos de succión utilizados tienen válvulas de desbordamiento y/o filtros para prevenir la absorción al sistema de la mayoría de materiales. Sin embargo las entradas que se utilizan con frecuencia pueden quedar sucias por desbordamiento de líquido y polvo, por lo tanto, deben ser inspeccionadas y mantenidas para mantener el flujo y vacío adecuada, las tomas de aspiración sucias se pueden limpiar a bajo costo mediante la elaboración de una solución de agua caliente y detergente en ellos.

Los filtros se utilizan a veces en la entrada cuando el sistema de vacío se utiliza para la evacuación de humos, sin embargo en muchos casos los sistemas de vacío no proporcionan un flujo adecuado para este uso, y los filtros también pueden restringir el flujo lo que reduce aún más la capacidad del sistema para capturar humo con eficacia. Además la mayoría de las partículas y condensados en el humo quirúrgico se depositan en los tubos de vacío y los frascos de succión normalmente conectados a la entrada de vacío, por lo que un filtro es un gasto redundante.

Dentro de las recomendaciones para mantener estos sistemas en forma óptima están realizar inspecciones y mantenimiento rutinario, y estar conscientes que el uso de los filtros en las salidas de gases médicos sólo es una medida temporal para proteger a los pacientes y dispositivos contra partículas, bacterias o agua líquida que se encuentran en el sistema. Es vital desarrollar un cronograma de inspección del filtro, reemplazo y un plan para corregir la fuente de contaminación en un sistema de gas médico tan pronto como sea posible, teniendo en cuenta que los filtros no eliminan el vapor de agua u otros gases, además el agua que se encuentra en el sistema es un problema grave que requiere una acción inmediata para eliminar su causa y limitar el alcance e impacto de contaminación.

Otras opciones son utilizar recipientes de succión para cualquier procedimiento de aspiración y saber que no se necesitan filtros en tomas de aspiración, es mejor utilizar extractores de humo en lugar del sistema de vacío central para la evacuación de humos durante la mayoría de los procedimientos.

Diferentes investigaciones refieren que «las partículas en el humo [quirúrgica] pueden deteriorar los sistemas de vacío del hospital.» Sin embargo conversaciones con fabricantes de bombas y el hecho de que la mayoría de las partículas serán atrapados antes de entrar en la tubería, ya no se cree que el humo plantea un problema importante para el sistema de vacío, incluso si una acumulación de residuos se produce en la tubería se puede eliminar por lavado de rutina con agua y detergente.

Por lo tanto, el sistema de vacío médico puede ser utilizado para la evacuación de humos (sin filtro) durante los procedimientos para que proporcione un flujo suficiente, pero extractores de humo se deben usar para la mayoría de aplicaciones, que requieren flujos más altos.

En la mayoría de los casos no se le da importancia a los pequeños detalles que tienen relación con las redes de gases medicinales y las bombas de vacio grado médico, es una visión del pasado pensar solo en sus características y compras se debe ir mas ella teniendo conocimiento de cómo será su limpieza, mantenimiento y en dado caso reparación siendo precavidos con futuros problemas que pueden afectar a los pacientes, familiares y personal que labore.

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*