Prefabricado: una mayor evolución de la atención sanitaria

La industria de la salud está en un constante cambio conforma van apareciendo diferentes e innovadores modelos que tienen como fin único el poder satisfacer las diferentes necesidades de los pacientes en la actualidad.

Conforme se va incrementando la esperanza de vida, las personas logran vivir más tiempo y buscan centros de atención de la salud que tengan la capacidad de poder ofrecerles mejores comodidades personales y una mayor especialización en áreas clínicas.

Hoy en día, en beneficio de los pacientes y del personal que labora dentro de las clínicas y hospitales, el modelo de prefabricación en la construcción de dichos lugares ha permitido que se construyan instalaciones de atención de la salud de todos los tipos y tamaños con mayor rapidez, seguridad y eficiencia.

La construcción por medio de materiales prefabricados, también conocida como construcción fuera del sitio, consiste en una serie de materiales de construcción prefabricados, equipos modulares y el montaje previo de materiales manufacturados.

Este modelo de construcción existe desde hace mucho tiempo, pero en los últimos años, las nuevas tecnologías han hecho que avance de forma veloz y efectiva.

La construcción fuera del sitio es uno de los mejores métodos para lograr terminar los proyectos de manera más rápida y asequible.

Prefabricado una mayor evolución de la atención sanitaria

Además, logra disminuir de forma considerable los requerimientos de mano de obra lo que resulta al mismo tiempo en un ahorro importante de dinero.

Beneficios del prefabricado hospitalario

Muchos contratistas se han dado cuenta de que la prefabricación puede reducir en semanas o meses el calendario estándar de construcción de los centros hospitalarios, al tiempo que ofrece un ahorro de costes o, al menos, un mejor control de los mismos, haciendo que éste sea más preciso gracias al menor riesgo de errores.

Acortar el tiempo de duración del proyecto es fundamental, porque cuanto antes se terminen las obras, antes se podrán ofrecer los servicios que ofrece.

Todos los componentes que se necesitan para una construcción pueden fabricarse fuera del lugar y ensamblarse de forma segura y rápida en el lugar de la construcción para una mayor velocidad y eficiencia del proyecto.

Cuando los materiales se construyen fuera del sitio, se evita que algunos inconvenientes como por ejemplo, el clima, no ocasione ningún tipo de retraso, haciendo que la calidad sea más consistente.

Los materiales se mantienen más limpios y no son tan vulnerables a los daños por inclemencias climáticas.

Otro beneficio importante de la prefabricación es la capacidad de lograr la consistencia, y en ese punto se refiere a la calidad y al diseño de diferentes instalaciones.

Tiene además la capacidad de crear entornos de trabajo más seguros para los trabajadores que se encargan de la construcción, incluso del personal que labora en los centros médicos y los pacientes en caso de que el edificio necesite una renovación y esté en funcionamiento durante el proceso.

La prefabricación de materiales de construcción fuera de la obra puede reducir el trabajo en la obra en un 70 por ciento o más, por lo que los riesgos de seguridad asociados con el proceso se reducen de forma considerable.

Por ejemplo, cuando los materiales se construyen fuera de la obra en un almacén, se necesitan menos escaleras, andamios o plataformas en el lugar del proyecto del establecimiento de atención de salud, lo que reduce al mínimo la fuente de riesgos de accidentes.

El cálculo de los materiales que se van a necesitar para la construcción puede ser mucho más preciso por medio de la prefabricación, logrando reducir la cantidad de material así como los desechos arrojados a los vertederos.

Un diseño más innovador puede ser el resultado del uso de los materiales prefabricados para la construcción logrando hospitales más creativos y amenos para el paciente.

En el quirófano, el techo prefabricado proporcionan un producto único, coordinado e integrado, con todas las características arquitectónicas necesarias para un buen funcionamiento.

Los sistemas de cerchas incorporados proporcionan lugares de montaje para los rieles de imágenes.

Se proporcionan conexiones de un solo punto para los servicios y el acceso para las actividades de mantenimiento está incorporado en el sistema.

Personal calificado

Todas las construcciones prefabricadas cuentan con un equipo de trabajo altamente especializado que incluye arquitectos, ingenieros y constructores.

Este aspecto incluye todos los componentes del proyecto, que en muchas ocasiones también son prefabricados, de manera tal que los sistemas mecánicos, de fontanería, plomería, sistemas de gases medicinales y equipos de imágenes pueden beneficiarse del uso del prefabricado.

Además de un excelente y amplio conocimiento de las técnicas de prefabricación, los contratistas especializados en prefabricados saben que la construcción de instalaciones sanitarias requiere capacitación y experiencia para poder brindar calidad.

El contratista con experiencia en la atención de la salud se tomará el tiempo necesario para comprender los requisitos de seguridad y protección de cada instalación antes de comenzar el trabajo.

Funcionará como asesor y se reunirá con el equipo de diseño y los propietarios del proyecto de forma regular para aclarar dudas.

La prefabricación ha demostrado, sin duda alguna, que puede aumentar la eficiencia a través aprovechando mejor los materiales y en un tiempo mucho menor.

Fuente:
crej.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí