Equipos para hospitales necesarios para atender niños

El área de la medicina que se encarga específicamente de la salud de los niños desde que son recién nacidos y adolescentes se denomina como pediatría. Generalmente se realiza hasta los 14 años porque esta edad incluye el crecimiento y desarrollo de los menores.

Los consultorios de los médicos pediatras deben contar con instrumentos y equipos para hospitales básicos de atención a los niños y adolescentes para lograr subsanar cualquier situación que ocurra, y que llegan a ser comunes o poco frecuentes.

Equipos para hospitales necesarios para atender niños

Existen unos suministros, equipos para hospitales e instrumentos recomendados para una atención óptima y eficaz a los niños y adolescentes, según las circunstancias que se presenten.

Ante cualquier elección sobre la atención que se le ofrezca al menor, debe tomar en cuenta los siguientes principios:

Naturaleza de la emergencia

Un mínimo de niños y adolescentes son los que sobreviven a un paro cardíaco generado fuera del centro médico. Es razonable establecer una atención pediátrica especial en todas las salas de emergencia.

Es necesaria la disponibilidad de un tablero de paro cardíaco y un esfigmomanómetro, para determinar la presión arterial de los niños o adolescentes que ingresen al centro médico con esta condición.

Contar con equipos para hospitales como los nebulizadores es primordial en cualquier sala de urgencia de algún hospital, esto se debe a que los niños son más propensos a sufrir alguna enfermedad respiratoria.

Son afecciones comunes que presentan regularmente los niños y adolescentes. Por eso es muy común encontrarse con estos casos. Los centros médicos deben contar con mascarillas y oxígeno para atender a los pacientes que presenten estos inconvenientes.

También es usual que ingresen emergencias de traumatismos. De ser así, es necesario poseer cuellos rígidos (pequeños o grandes), vendas, apósitos y férulas y principalmente guantes de látex para garantizar una buena higiene.

Naturaleza de intervención

Normalmente, durante la naturaleza de la intervención en casos de emergencia es sumamente complicado mantener y adquirir las habilidades y cualidades necesarias para la operación de los equipos para hospitales.

No es común que los profesionales que se encuentren en la sala de emergencia realicen algún procedimiento de intubación esofágica no intencional.

Existen casos en los que se producen retrasos inapropiados con respecto a la oxigenación durante el proceso de intubación. Ellos recomiendan una ventilación con oxígeno, bolsa y mascarilla, siendo así una manera exitosa para lidiar con esta situación.

Los equipos para hospitales que deben ser utilizados en este caso son:

  • algunas máscaras de válvula de bolsa o de oxígeno para niños y bebés,
  • un depósito de válvula y oxígeno que contenga caudalímetro,
  • volúmenes pediátricos de 100 a 700 ml y un tubo de oxígeno.

Los procedimientos de distribución de oxígeno a través de las máscaras faciales o de la válvula se caracterizan por no ser de complicada operación. Estos presentan una ventaja en comparación a la entubación endotraqueal.

Acceso vascular

En los servicios médicos de emergencia muchas veces es necesario colocar algún catéter intravenoso. Para esto es necesario poseer equipos médicos precisos para realizar este procedimiento.

El acceso vascular realizado a través del catéter intravenoso es una ardua tarea en lo que a colocación para los niños se refiere. Por eso se requieren:

  • Agujas interóseas y agujas de mariposa.
  • Tubos de expansión y convencionales.
  • Fluidos y catéteres intravenosos.
  • Jeringas,
  • torniquetes,
  • conectores en T y cámaras de goteo.

Medicamentos necesarios

Además de poseer determinados equipos para hospitales que son primordiales para la atención de los niños y adolescentes, es necesario que las salas de emergencia incluyan entre sus medicinas:

  • Soluciones para las nebulizaciones, estas deben ser diluidas en solución salina.
  • Tarjetas o cintas de dosificación.
  • Epinefrina para la anafilaxia de vía intermuscular.
  • Compresores con nebulizadores y máscaras de oxígeno de distintos tamaños.

Disponibilidad general

En la sala de emergencia deberán almacenarse varios equipos para hospitales. Esto se debe a que es posible que se presenten situaciones similares y se requieran los mismos instrumentos simultáneamente.

Es importante presentar un servicio de higiene especial para estos equipos. Sobre todo, en el caso de las mascarillas para oxígeno. De no esterilizarlas correctamente, existe un riesgo de transmisión de enfermedades respiratorias, como la tuberculosis.

Estos instrumentos, materiales y equipos para hospitales tienen como finalidad otorgar una máxima atención a los niños que se encuentren en esta área y requieran de un cuidado especial.

Recomendaciones generales

El personal del centro hospitalario que se encargue de atender a los niños y adolescentes debe estar actualizado e informado sobre la reanimación cardiopulmonar pediátrica básica.

Es de suma importancia que exista un protocolo de simulacros para aprender sobre este procedimiento en caso que los profesionales no estén familiarizados con esta actividad.

Todos los medicamentos que se encuentren en el área de emergencia tienen que guardarse el contenedores o armarios cerrados, con un acceso restringido. Obligatoriamente deberán llevar el control de caducidad de ellos.

Los equipos para hospitales no deben estar al alcance de los pacientes. Su manipulación es característica del personal de los centros médicos. Es necesario garantizar la higiene de estos para evitar cualquier tipo de propagación de infecciones.

El mantenimiento frecuente de los equipos para hospitales garantiza una mayor vida útil de estos.  Además, otorga una mejor calidad, seguridad y eficacia a los niños y adolescentes que requiera de ellos.

Fuente:
ncbi.nlm.nih.gov

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*