Gestión para la instalación de redes de gases médicos

Los proveedores de servicios de salud tienen el deber de velar por que se establezcan y gestionen de manera eficaz los mecanismos apropiados de ingeniería para de esta manera poder proporcionar los mejores estándares y políticas de ingeniería para permitir la gestión adecuada para la de las redes de gases médicos hospitalarios.

Gestión para la instalación de redes de gases médicos

Se instala un sistema de gasoducto médico para poder proporcionar un sistema seguro, conveniente y rentable para el suministro de gases médicos tanto para el personal clínico y de enfermería como para los pacientes para así poder reducir los problemas asociados con el uso de cilindros de gas como la seguridad, la ubicación y el almacenamiento.

Fuentes de suministro para instalaciones de tuberías de gases médicos

Las fuentes para suministrar los gases médicos dentro de un centro hospitalario se fundamentan en los siguientes productos:

  1. Oxígeno: El oxígeno se suministra generalmente desde una fuente líquida como un evaporador aislado al vacío, por medio de cilindros de líquido o de gas comprimido; o una combinación de éstos para proporcionar la necesaria cantidad de gas a los servicios hospitalarios.  El oxígeno también puede ser suministrado desde un concentrador de oxígeno y estos sistemas se instalan por lo general en lugares donde el líquido o los cilindros no representan un riesgo para la seguridad.
  2. Aire medicinal se suministra normalmente desde una planta de aire comprimido que incluye equipos de secado y filtración de alta calidad. La mezcla de oxígeno y nitrógeno para proporcionar un producto de alta calidad debe de contar con un mantenimiento mínimo.
  3. Otros gases que deberán de ser suministrados desde los cilindros correspondientes.

Principios básicos de diseño

La seguridad del paciente es primordial en el diseño, , puesta en marcha y operación de los sistemas de tuberías de gases medicinales.

Los principios básicos de seguridad se logran garantizando la cantidad de suministro, la identidad del suministro, la continuidad del suministro y la calidad del suministro.

  1. Cantidad adecuada de suministro de gases se logra asegurando que el diseño de la instalación de la tubería y la capacidad de la planta de suministro sean suficientes para proporcionar los flujos de gases y vacío necesarios para el número previsto de pacientes a tratar en cualquier momento.
  2. Identidad del suministro se consigue asegurando que todos los puntos a los que el usuario puede conectar equipos médicos y componentes reemplazables por el usuario estén provistos de conectores específicos de gases. Estos conectores también se identifican con símbolos y, a menudo, con colores.  La especificidad del gas se mantiene por medio de pruebas exhaustivas durante la instalación y puesta en marcha de los gases, y durante cualquier trabajo o mantenimiento de los sistemas.
  3. Continuidad de suministro que puede ser alcanzada por medio de la instalación como mínimo de una serie de componentes de alta calidad que puedan a la vez proporcionar una serie de medios adicionales de suministro en caso de fallo de los componentes primarios y secundarios en la planta secundaria o sistema de suministro. Los sistemas también están conectados al suministro eléctrico esencial.
  4. Calidad de suministro que puede ser garantizada mediante el uso de fuentes gaseosas o líquidas para suministrar el gas de forma adecuada. Para garantizar que el producto no está adulterado en el sistema de distribución, las instalaciones y los componentes de las tuberías deben siempre de cumplir con las especificaciones acordadas.

Información de dimensiones para fuentes de suministro de gas

El dimensionamiento de los sistemas de evaporadores aislados al vacío, los sistemas de almacenamiento de cilindros de líquido, y las plantas para la distribución de los gases médicos debe basarse en los datos históricos de consumo y en las evaluaciones de riesgo adecuadas realizadas con el proveedor de gases médicos.

Se deben tener en cuenta los aumentos en el uso de gases y los cambios en la demanda de gas que pueden llegar a ser ocasionados por el desarrollo y el aumento de las actividades médicas y por algunos problemas estratégicos.

En el caso de una red de suministro de gas completamente nueva, será necesario consultar al proveedor de gas para que se pueda llevar a cabo una revisión de los datos históricos con respecto al uso del gas.

Modificación de las redes de gases medicinales

Se requieren precauciones especiales cuando se van a modificar o ampliar instalaciones de gases médicos que ya existen, para asegurarse de que todas las secciones del sistema de tuberías en uso no estén contaminadas, y que el suministro a los pacientes no se vea comprometido.

La sección que se va a modificar debe estar físicamente aislada de la sección que esté en uso.

La modificación de los sistemas existentes puede ser perjudicial para el rendimiento global del sistema.

En el caso de sistemas más antiguos, puede haber una capacidad insuficiente para permitir que el sistema opere con seguridad con los flujos que se encuentran típicamente en uso hoy en día.

Por esta razón, cualquier trabajo que implique modificaciones, ampliaciones o trabajos de mantenimiento en un sistema existente debe estar sujeto al procedimiento establecido por la institución médica y por el personal técnico encargado.

Fuente:
assets.publishing.service.gov.uk

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*