Tomas para gases médicos, un equipo hospitalario básico

Los sistemas de tomas para gases médicos dentro de las instalaciones hospitalarias y de salud son necesarias, pues junto con el personal médico, salvan vidas y forman un elemento crítico en la atención directa que se le da al paciente.

Una de las responsabilidades más importantes que tiene el centro médico o de salud, es garantizar que estas tomas se coloquen por medio de una instalación adecuada y por personal calificado, pues son los técnicos los que conocen los materiales específicos y la forma de instalación que puede brindar seguridad tanto al usuario hospitalario como al personal que labora en él.

Tomas para gases médicos, un equipo hospitalario básico

Al ser un equipo tan importante y básico, existen varios aspectos que deben ser tomados en cuenta en el momento de su instalación.

Objetivos de las tomas de gases médicos

El objetivo de la instalación de sistemas de gases médicos es el de poder brindar un sistema seguro, conveniente y rentable para el adecuado suministro de gases a lo largo del edificio hospitalario o clínicas además de reducir los problemas.

El aire de tipo medicinal es suministrado por medio de aire comprimido, una mezcla de oxígeno y nitrógeno que ofrece calidad con mínimo mantenimiento.  Los sistemas son instalados para poder brindar oxígeno y otros productos médicos para tratamientos, cirugías y estabilidad de los pacientes.

Otro de los principales objetivos es el de promover y brindarle seguridad al paciente por medio de la instalación de un diseño que sea seguro, siguiendo siempre los principios básicos de seguridad para de esta manera poder garantiza la cantidad de suministro y la continuidad del mismo a todos los lugares del centro hospitalario.

Este objetivo puede alcanzarse asegurando que el diseño y la capacidad que posea la planta encargada de generar el suministro sea suficiente para poder brindar la cantidad de gas necesario a todos los pacientes.

La continuidad adecuada de los gases se logra instalando los componentes adecuados y medios adicionales para suministrar los mismos, incluyendo un sistema secundario o planta de emergencia.

Materiales aceptables para una correcta instalación

  1. Tuberías

Se considera que el mejor tipo de material para la instalación de las tuberías de los gases médicos es la tubería de cobre sin ningún tipo de soldadura, el cual debe instalarse siguiendo las normas de seguridad contra incendios.

Por lo general se utilizan tubos de media pulgada aunque dependiendo del tipo de instalación hospitalaria y de la necesidad de los gases, pueden ser de mayor tamaño.  Estas tuberías deben de ser rotuladas correctamente en el momento de la instalación con calcomanías que no sean removibles y que indiquen los colores de cada gas, esta rotulación también debe estar presente en cada una de las puertas de acceso y en las conexiones de cada habitación hospitalaria.

  1. Válvulas

Estas deben de tener válvulas de retención para evitar que el gas circule en direcciones contrarias según lo que se ha previsto, también funcionan evitando que el flujo de gas al vacío se dirija en dirección contraria.

Estas válvulas deben colocarse en el lugar de la conexión de cada fuente de distribución.

  1. Accesorios adecuados

Todas las tuberías deben contar con componentes adecuados que no deben ser elaborados con materiales inflamables.  Además, la limpieza debe de ser realizada únicamente por el personal capacitado.

Las unidades de gases médicos deben tener sus terminales ubicadas de manera que se pueda ofrecer una vía corta para todas las conexiones que existan entre la unidad terminal y el aparato, éstas pueden estar empotradas o en la superficie.

Requisitos para lograr calidad en los gases médicos hospitalarios

Entre los principales requisitos que deben cumplirse para lograr que los gases médicos sean de calidad, mencionamos:

  1. Los gases medicinales deben de ser suministrados de forma directa desde el cilindro.
  2. Deben de incluirse filtros antibacterianos para evitar la propagación de bacterias.
  3. Es necesario que las tuberías de gas se mantengan secas para evitar el ingreso de mico organismos dañinos.
  4. Cualquier tipo de trabajo que produzca una alteración o una extensión de los trabajos de mantenimiento deben estar sujetos a los estándares de seguridad.
  5. Tomar las precauciones necesarias cuando las instalaciones deben de ser ampliadas o modificadas y evitar la contaminación del suministro.
  6. Todas las instalaciones eléctricas deben de ser realizadas siguiendo las regulaciones de cableados y de distribución eléctrica.
  7. Todos los sistemas de electricidad deben de ser diseñados de acuerdo con la compatibilidad electromagnética.
  8. Los conductos para gases médicos deben de estar correctamente unidos entre sí y conectados a la distribución eléctrica de forma adecuada.

Otro de los aspectos importantes que se deben de tomar en cuenta es que, una correcta instalación de los gases médicos implica la ubicación en un lugar donde exista una adecuada ventilación y un cuarto adecuados para la ubicación del manifold.

Es importante recordar que una inadecuada instalación de este tipo de sistema puede llegar a provocar una situación muy peligrosa en las instalaciones, por esta razón, los equipos de instalación deben de tener el conocimiento necesario, las certificaciones y la experiencia para poder manejar adecuadamente el gas médico.

Fuentes:
www.chthealthcare.com
assets.publishing.service.gov.uk

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*