10 tips efectivos para proteger al hospital de infecciones

Muchos de los pacientes que se encuentran hospitalizados, contraen infecciones asociados a la atención médica. Por ello, hay que tomar ciertas precauciones  para evitar la propagación de ella en los hospitales.

10 tips efectivos para proteger al hospital de infecciones

Entre los métodos más adecuados para lograr proteger al hospital de infecciones, tenemos los siguientes:

10 tips efectivos para proteger al hospital de infecciones

  1. Higiene de manos

Aunque parece un enfoque muy simple, es una forma de proteger al hospital de infecciones. Todo el personal del centro médico, sobre todo el que integra el equipo quirúrgico, tienen que lavarse los antebrazos y brazos antes de realizar cualquier procedimiento.

Es necesario que, después de realizar la desinfección de las manos, los profesionales se coloquen guantes estériles, con el fin de controlar las infecciones.

Los médicos y enfermeros, antes de entrar en contacto con algún paciente y luego de haberlo estado, tienen que proceder a lavarse las manos con jabón antibacterial, siendo este el primer paso para liberar al hospital de infecciones.

  1. Higiene ambiental

Entre las fuentes más comunes de trasmisión de infecciones es la superficie ambiental, existen ciertos tipos de agentes microbiológicos sobreviven a ciertas áreas ambientales durante un largo período.

Cuando los pacientes entran en contacto con las superficies, trasmiten los agentes microbiológicos, incrementando la posibilidad de contraer alguna infección.

Por lo tanto, es imprescindible que todas las superficies cuenten con un proceso de desinfección, ya sea a través de químicos, o vapor; cumpliendo con los protocolos de higiene, con el fin de evitar propagar al hospital de infecciones.

  1. Detección de pacientes

Entre los procedimientos de evaluación de la salud preparatoria tiene que incluir una evaluación sistemática para los pacientes. Antes de ser sometidos a cualquier procedimiento quirúrgico, tienen que ser sometidos a una desinfección.

No obstante, es importante asegurar que todos los pacientes que tengan alguna infección o enfermedad similar se encuentren en un área específica, con el fin de evitar una propagación.

Es importante que el personal del hospital haga uso del uniforme adecuado, como los guantes estériles, anteojos y tapabocas. Esto con el fin de evitar contagiarse por las agentes que se encuentran en el ambiente.

Esta es una forma de librar al personal de trabajo y al hospital de infecciones.

  1. Vacunaciones

Muchas veces, el personal de las instituciones médicas es los causantes de la propagación de infecciones. Se debe a que ellos se encuentran en constante contacto con pacientes que sufren de algún tipo de enfermedad.

Es por esto que las instituciones tienen que asegurarse de administrar vacunas especiales para todo el personal del hospital.

Esta es una forma de reducir el riesgo de transmisión entre los compañeros de trabajo y los pacientes o acompañantes.

  1. Vigilancia

A través de la vigilancia del hospital, las instituciones tienen que recopilar todos los datos sobre los patrones de infección que llegan a presentarse en estas instalaciones.

Es necesario evaluar constantemente los protocolos para prevenir un contagio al hospital de infecciones. Mantener un programa de vigilancia facilita la organización de todos los datos, permitiendo llevar un control de los resultados.

Es importante promover la seguridad de los pacientes a través de la vigilancia de infecciones. También hay que informar a todas las personas interesadas sobre los protocolos de higiene.

Se entiende por personas interesadas aquellos que intervengan directamente con los pacientes, como lo son los médicos y enfermeras.

  1. Administración de antibióticos

Administrar antibióticos es una labor muy importante, se debe a que el uso indebido, o en caso que sea excesivo, trae como consecuencia que los pacientes que están siendo medicados contraigan una infección mayor.

Otra de las desventajas que trae el uso inadecuado de antibióticos en los pacientes que padecen de alguna infección es que la bacteria alojada en ellos se vuelva más resistente, afectando su salud.

Antes de administrar antibióticos, se recomienda realizar un cultivo, esto con el fin de asegurarse de que la bacteria perezca gracias a los medicamentos.

De no contar con un tratamiento adecuado corre el riesgo de empeorar la salud del paciente y de un contagio al hospital de infecciones.

  1. Óptima coordinación

Cuando existe una ruptura de comunicación antes de la preparación quirúrgica, la planificación y la gestión que debe realizarse para la atención postoperatoria entre el personal médico, como los cirujanos, anestesiólogos, instrumentistas, entre otros.

Deben mantener una comunicación eficiente, asegurando una coordinación con el fin de disminuir el riesgo de realizar algún procedimiento que afecte al paciente de contraer alguna infección.

De no mantener una óptima coordinación, aumenta el riesgo de romper el campo estéril necesario en las salas de operaciones, especialmente durante los procedimientos quirúrgicos.

Una eficiente coordinación contribuye a prevenir las infecciones en las salas de operaciones.

  1. Seguir la evidencia

Es importante hacer un seguimiento de los estudios realizados sobre los descubrimientos con respecto a la propagación de infecciones, al igual que las estrategias para prevenirlas.

Constantemente deben supervisarse los estudios realizados, con el fin de estar al tanto de todos los avances médicos que permitan mejorar el protocolo de higiene.

No obstante, también es importante vigilar los procesos de higiene de la institución, y determinar si estos avances son convenientes para la estructura hospitalaria.

  1. Apreciar los departamentos

Apreciar todos los departamentos que prestan su apoyo a los programas de prevención a la propagación y contagio de infecciones, es una manera de extender los protocolos para la contención de infecciones.

Es importante que cada uno cuente con un protocolo de higiene estricto, según el nivel de limpieza que necesite. Es decir, las salas de operaciones requieren de unos métodos más rigurosos que los consultorios.

  1. Programas integrales

Los programas integrales tienen que ser basados en las unidades, siendo este un marco estratégico para mejorar la seguridad de todas las personas que se encuentran en el hospital.

Para esto es necesario el trabajo en equipo entre los propietarios del centro médico, directores del hospital y jefes de departamentos.

Estas estrategias permiten controlar la propagación de infecciones, disminuyendo el riesgo de contagio para las personas que se encuentran en el hospital.

Fuente:
www.beckershospitalreview.com

 

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*