Cómo reducir los efectos de los rayos X médicos

Los avances de la medicina han traído muchos beneficios para la humanidad, entre ellos está el uso de los rayos X, que sirven para poder observar el interior del cuerpo sin la necesidad del uso del bisturí.

Antes de que existieran las máquinas de rayos X, las personas que sufrían algún tipo de accidente que le provocara alguna lesión tenía que ser sometida a cirugía exploratoria para que los médicos tuvieran conocimiento de la magnitud del daño.

Actualmente, si una persona sufriera algún tipo de lesión, estás serían evaluadas en pocos minutos con alguna radiografía o tomografía computarizada, ocasionando que las heridas sean tratadas antes que se vuelvan más graves.

Cómo reducir los efectos de los rayos X médicos

Existen tres procedimientos de rayos X: La mamografía, que es una radiografía de mama, que tiene como finalidad detectar la presencia de cáncer de mama; la tomografía computarizada y la radiografía.

La diferencia entre la tomografía computarizada y la radiografía es que la primera genera una imagen tridimensional, mientras que la otra genera una imagen bidimensional.

Las radiografías no tienen una única función, además de identificar lesiones producidas por algún accidente, sirve para diagnosticar diversas afecciones médicas. Por ejemplo, diagnosticar una tuberculosis.

Los rayos X son realizados en muchas partes del cuerpo. Desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Estos, además de detectar algún tumor canceroso, se usan para reducirlos o destruirlos.

A pesar de que las radiografías han traído beneficios para los y suelen ser necesarias, traen una consecuencia nociva para la salud: la exposición a la radiación.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos, reconocida por sus siglas en inglés FDA, se encarga de regular todos los productos que generen radiación, incluyendo las máquinas de rayos X.

¿Qué son los rayos X?

Son un modo de radiación electromagnética que penetra los órganos internos y tejidos corporales. La máquina de rayos X envía la radiación a todo el cuerpo.

La radiación es absorbida por la máquina de radiografías, aunque una porción permanece en el tejido corporal. Este elemento pasa a través de un detector digital que permite formar una imagen de la parte expuesta a los Rayos X.

¿Cuáles son los riegos que ocasionan los rayos X?

Son varios los riesgos que producen las radiografías, ellas son causantes de la aparición de cataratas, generan quemaduras en la piel si la exposición a la radiación es muy alta y aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer.

Para reducir los efectos ocasionados por las radiografías debes minimizar los exámenes de rayos X, debido a que se pudiera superar el límite de radiación a la que el cuerpo humano es tolerante.

Esta dosis es medida de acuerdo a la porción de radiación recibida por todo el cuerpo. El millisievert (mSv) es la unidad científica para la medición de la radiación.

El consejo Nacional de Protección de Radiación establece que la exposición promedio de una persona a estas radiaciones debe ser de tres mil mSv anual.

Cuando se recibe un aproximado de diez minutos de radiación intensa, se generan síntomas como mareos, náuseas, vómitos, debilidad y presión baja. Por ello se recomienda hacer pausas de unos pocos minutos.

Si la exposición a la radiación es leve, los síntomas se presentados horas después, aunque no todas las personas los padecen.

Un individuo promedio recibe 3 mSv de radiación natural por año. Cada examen de rayos X tiene una dosis de radiación distinta. Por eso, es importante asegurarse que sea estrictamente necesaria la radiografía.

Debes indicarle al tecnólogo de rayos X si te encuentras en estado de embarazo porque la radiación suele afectar de forma negativa al bebé. En ese sentido, un delantal de plomo reduce la cantidad de radiación.

Por otro lado, la película de velocidad más rápida “E” o “F” promete beneficios similares a la película de velocidad “D” convencional, pero tienen la ventaja de proporcionar una dosis menor de radiación.

Debes tomar en cuenta que el uso de detectores de imágenes digitales reduce aún más la dosis de radiación de los rayos X en comparación a las películas de velocidad.

Control necesario de Rayos X

Es importante llevar una historia de rayos X, realiza una tarjeta de control que contenga la fecha y el tipo de examen. Su fin es evitar una duplicación innecesaria de radiografías tomadas en la misma parte del cuerpo.

Se estima que la reducción de prendas de vestir, incluyendo el calzado, elimina el 90% de la contaminación externa por radiación.

El radiólogo o el personal médico en servicio deberá asegurarse de que el paciente lave su piel con agua y jabón posteriormente al examen. Así evitará que alguna partícula radiactiva entre por alguna herida abierta.

La finalidad de la FDA es reducir la dosis de radiación a la que está sometida el público. A la vez, conserva la calidad de imagen para una evaluación médica precisa. También establecen patrones de rendimiento para productos que generen radiación, recomiendan prácticas y fomentan a los profesionales que estén expuestos a la radiación un uso responsable, para evitar una exposición innecesaria.

Trabaja en conjunto a las industrias y profesionales para desarrollar patrones de seguridad que sean incorporados en los para una reducción de dosis de radiación en los diversos procedimientos.

La FDA también realiza una inspección anual a los equipos de rayos X, para asegurarse de que las instalaciones cumplan con los índices de radiación requerida.

Fuentes y Referencias:

webmd.com
Fichas técnicas de sistema de puertas

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*