El arte de contener el polvo en un hospital

La higiene es uno de los elementos más importantes en los centros hospitalarios, la falta de ella, al ser visible ante el ojo humano, como lo es el polvo en un hospital, sangre o manchas de fluidos corporales, causa disgustos e las personas.

La falta de limpieza también es uno de los principales causantes de las enfermedades de los pacientes, se debe a que el polvo en un hospital acumula agentes patógenos que afectan a las personas, incluso, al personal del centro médico.

Actualmente, los centros médicos mantienen unos protocolos muy estrictos de limpieza, de esta forma se garantizará la higiene de todos los espacios e instrumentos médicos, previniendo las infecciones que se adquieran en el hospital.

El arte de contener el polvo en un hospital

No obstante, la mayoría de los peligros potenciales son microscópicos, ocultos en el polvo en un hospital, e incluso, en algunas superficies de él, como las cortinas que se encuentran e las salas de emergencia.

Consideraciones generales

El polvo en un hospital está compuesto por partículas microscópicas o visibles, ya sea que se encuentren en estado de descomposición o aún estén latentes. Los agentes microbiológicos que están en las partículas muchas veces son inofensivos.

Este es el caso de los ácaros del polvo en un hospital, sus heces, o de aquellos que se encuentran en las fibras. Sin embargo, es posible contraer alguna leve infección por ellos. No obstante, también se forman agentes peligrosos, como lo es el aspergillus.

Las personas que se encuentran en los hospitales son más propensas a padecer alguna enfermedad o infección, porque muchos de estos pacientes tienen una afectación en el sistema inmunológico. Dicha infección se propaga rápidamente por el cuerpo humano.

Es por esto que el polvo en un hospital, en la mayoría de los casos, es fatal para la salud de las personas, además que afecta la estética del centro médico, y causa disgustos en las personas que están en él.

El arte de la contención

Si bien el obtener polvo en un hospital trae como consecuencia una parte crítica de mediciones y cálculos que son requeridos para lograr ser eficaces, debemos decir que existe una ciencia y arte al respecto.

Definimos el arte de la contención del polvo en un hospital gracias a tres simples reglas, estas son:

  1. Determinar cuáles son las mejores herramientas para una óptima aplicación.
  2. Utilizar todas estas herramientas según las instrucciones, garantizando buenos resultados.
  3. Los trabajos realizados tienen que ser elaborados por un profesional con experiencia, esto para lograr asegurar un trabajo calificado, serio y seguro para todas las personas que estén en el centro médico.

De llevarse a cabo estas reglas de una forma correcta, el resultado será exitoso en cuanto al programa de eliminación del polvo en un hospital, llevando un control de infecciones muy eficiente y reduciendo drásticamente la propagación de ellas, mejorando los resultados en general.

Herramientas mejoradas

Las herramientas para los proyectos de contención de polvo en un hospital son de las más importantes para garantizar la higiene en él, además de que reducen el riesgo a contraer cualquier tipo de enfermedad o infección que este traiga.

Todas las herramientas que permitan la contención de polvo en un hospital, tienen como principal característica que son de fácil manejo. También están diseñadas para ser reutilizadas en los próximos proyectos de contención.

Las normas que rigen la contención de polvo en un hospital, en cualquier proyecto de instalación en una institución médica, serán dependiente de la Matriz de Evaluación de Riesgo de Control de Infecciones.

También dependerá de las pautas que establece la comisión conjunta.

Los proyectos de contención de polvo en un hospital son de alto o bajo riesgo. Ellas requieren precauciones distintas, por lo que es necesario contar con herramientas y equipos apropiados en ambas situaciones.

Buen uso de las herramientas

Para utilizar las herramientas de contención de polvo en un hospital y que sea de forma efectiva, el personal deberá contar con una plena capacitación y máxima experiencia para realizar esta labor.

Aun cuando todas las herramientas necesarias para realizar la contención de polvo en un hospital sean fáciles de utilizar, es imprescindible que el personal tenga conocimiento de los aspectos básicos para garantizar una mejor función, estos son:

  • Cada proyecto, de bajo o alto riesgo, requiere de una herramienta especial. Todas ellas son necesarias para garantizar el éxito de la contención de polvo en un hospital.
  • Se debe determinar cuándo es necesario utilizar la máquina de aire negativo con filtración.
  • Las herramientas, luego de haber sido utilizadas, tienen que limpiarse correctamente.
  • Establecer cuántos cambios de aire requieren las herramientas cada hora.

El personal para el control de infecciones, debe implementar programas de capacitación para la contención de polvo en un hospital, certificando la limpieza de él, asegurando a las personas que se encuentran en el centro médico.

Importancia de contener el polvo en un hospital

Entre los principales objetivos que presentan los centros médicos, está el de garantizar la seguridad de todas las personas que se encuentran en él, esto incluye a los pacientes, sus acompañantes y el personal del hospital.

No obstante, es importante que los hospitales tomen en cuenta la comodidad de los pacientes, realizando un enfoque que incluya el entorno sanitario, y la estética de él.

Eliminar el polvo en un hospital disminuye la posibilidad de contraer algún tipo de infección o enfermedad causada por los agentes microbiológicos que se encuentren en él.

Fuente:
www.healthcarefacilitiestoday.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí