El papel de la tubería en un sistema de gases medicinales

Los sistemas de son parte fundamental en todas las sedes clínicas y hospitalarias debido a sus características esenciales para la vida. La instalación de los está específicamente diseñada para transportar el aire medicinal: una combinación de oxígeno y nitrógeno, en conjunto con otros gases en menor medida. Asimismo, los gases contienen helio y otros elementos que permiten que el mismo esté libre de residuos de grasa, agua y de cualquier gente bacteriológico.

En ese sentido, los cumplen funciones como ser parte del sistema de anestesia, haciendo más eficiente la administración del mismo mediante el impulso que ofrece. En pocas palabras, el sistema de resulta imprescindible en las clínicas y hospitales, por lo tanto para poder contar con un sistema eficiente que cumpla todas sus funciones satisfactoriamente es importante que se conozca cómo trabajan las redes y las divisiones de tuberías en dicho sistema.

El papel de la tubería en un sistema de gases medicinales

Es fundamental recordar que toda la manipulación del sistema de tuberías de gases medicinales debe ser únicamente por personal entrenado y la experiencia precisa en la materia. La mayoría de empresas que realizan la instalación de los sistemas de gases medicinales también se encargan de realizar las reparaciones necesarias desde la raíz central pasando por toda la red de tuberías y del .

Asimismo, varias de estas compañías pueden tomar la responsabilidad de ampliar o modificar el . En caso de que desees realizar cualquier ampliación o modificación en la distribución de todo el .

La función e importancia de las tuberías de sistemas de gases medicinales

Estos están diseñados por una red o una serie de redes de gas que en conjunto con un sistema de lazos de distribución permiten el suministro. Siempre que la instalación del sistema sea con los mejores equipamientos y se procure el trabajo profesional, la calidad del gas que se produce será la misma que la del gas que llega al paciente.

Los sistemas de tuberías de gases medicinales más centralizados permiten de forma mucho más segura las acciones médicas, evitando de esta manera cualquier tipo de fugas en la red, generalmente ocasionadas por el movimiento de cilindros en las áreas críticas o pobladas.

Es importante tener en cuenta los principales componentes del gas medicinal, básicamente estos contiene oxígeno, nitrógeno. Además, así como el aire medicinal, compuesto por oxígeno, nitrógeno y otros componentes; el helio, el óxido nitroso y el dióxido de carbono también forma parte de estos sistemas. La tubería es la encargada de administrar todo el gas a través de una red de distribución, donde está específicamente diseñada para procurar contener todos los elementos mencionados en un mismo canal.

La tubería de gases medicinales es el elemento central de la distribución, permite conducir los elementos a la presión necesaria, desde la central del suministro del gas medicinal hasta la estación donde el mismo se consume.

Cualquier falla en el sistema de tuberías representa no solo una fuga del gas medicinal, que es un alto costo de tiempo y dinero, sino también que no llegue con la presión adecuada a la estación de consumo, imposibilitando que el paciente pueda acceder al mismo.

Especificación en la instalación de tuberías

Los sistemas de tuberías comprenden un sistema de red principal, dividido en aquello conocido como “ramales” que se encargan de dirigirse a distintas áreas donde distribuyen el gas. Esto permite una mejor distribución de la presión del gas, pudiendo entre 50 a 60 psi y permitiendo entonces que la subdivisión de los ramales secundarios pueda disminuir los diámetros de las tuberías en ese sector. Toda esta distribución, incluyendo la cantidad de ramales como las zonas de división, depende de la cantidad de estaciones que en consecuencia se va a suministrar.

Todas las tuberías de gases medicinales deben estar sujetas a una serie de normativas y estándares específicos, que son respetados a nivel internacional. Es así como la conducción de gases medicinales obedece a factores tales como: la presión, temperatura, corrosión, presencia de impurezas, presencia de humedad, riesgo de incendio y otra serie de factores más específicos.

Las tuberías de  gases medicinales de cobre, por ejemplo del tipo K y L sin costura rígida, están especialmente adaptadas para cumplir con todas estas características. La diferenciación principal es que la tubería de tipo L solo puede ser instalada en diámetros específicos, la de tipo K si puede ser instalada en todos sus diámetros.

Las instalaciones de las tuberías van dependiendo de las necesidades y la preferencia del profesional encargado, estas suelen ser empotradas o aparente, sin embargo, siempre que se utilice las conexiones de accesorios soldados se debe realizar la instalación empotrada, preferiblemente en un cielo raso falso.

Una de las normas más importantes al momento de realizar la instalación de cualquier sistema de tuberías es que estas deben estar fuera de cualquier riesgo de incendio, especialmente deben encontrarse apartadas de toda posible fuga de aceite.

Es entonces la instalación del sistema de tuberías de gases medicinales especialmente minuciosa, para que esta pueda ofrecer al paciente el gas de mejor calidad y en consecuencia el mejor servicio.

Fuente:
aducarte.weebly.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*