La importancia de mantener seguro al personal de su hospital en el trabajo

La seguridad es un tema fundamental en los hospitales, especialmente cuando de personal se trata. La integridad del equipo médico es de carácter inquebrantable para todo centro hospitalario.

El bienestar de estas personas asegurará el rendimiento y eficacia en los procesos clínicos. Esto da garantía a los pacientes y se traduce en recuperación y mejoramiento de la salud.

Los hospitales son espacios dedicados a atender las emergencias y enfermedades relacionadas a la salud. Para llevar a cabo los procesos regulares de estas instalaciones se necesitan ciertos protocolos y normas.

Sin los lineamientos correctos mantener seguro al personal de un hospital será un desafío. Después de todo, el equipo médico está expuesto a infecciones y contagio por bacterias y virus en sus labores rutinarias.

La importancia de mantener seguro al personal de su hospital en el trabajo

Los centros clínicos y hospitalarios están divididos en categorías, en cada una de ella se encuentran pacientes con diferentes problemas de salud. Esta división es necesaria para resguardar el bienestar de los que frecuentan estas instalaciones.

Sin embargo, se estima que, en gran medida, los incidentes laborales en los hospitales se deben a malas prácticas, descuidos e incompetencia por parte del personal en áreas como salas de cirugía, espacios operativos, sala de espera, emergencia, entre otros.

Los riesgos y peligros en estas instalaciones son inminentes si no se toman las medidas necesarias y, por consecuencia, se verá afectada la atención que se les brinde a los pacientes.

Es por eso que los administradores de los centros clínicos y hospitalarios deben conocer los riesgos y peligros más frecuentes a los que están sometidos sus miembros, para garantizar un ambiente seguro y saludable.

Riesgos frecuentes

Es posible que la comunidad no conozca los riesgos y consecuencias que representan trabajar en un centro hospitalario. Estas instalaciones también son un campo de riesgo para aquellos que hacen vida en el lugar.

Incluso, una investigación realizada por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional indicó que estas instalaciones mantienen un rango promedio de 6.8 lesiones o incidentes relacionados al trabajo por cada 100 empleados.

El informe revelo que las personas que trabajan en los centros clínicos están más propensas a sufrir lesiones o incidentes que el resto de la industria.

Las consecuencias de estos problemas tienen un gran alcance para estas instalaciones. La ausencia de algún miembro del equipo médico estará ligada a los procesos rutinarios.

El incremento de trabajo retrasará los procesos ordinarios y evidenciará un descontrol parcial en las actividades. El equipo médico restante estará sobrecargado de asignaciones y la atención al paciente no será la indicada.

Sin embargo, no solo se trata de los problemas en el proceso y la calidad de atención. La ausencia de alguno de sus miembros incrementará y expondrá a otros a los riesgos y peligros habituales del trabajo.

Si bien la capacidad de atención de los centros hospitalarios está relacionada con el tamaño de su estructura, mientras más grande sea mayores serán los problemas.

Un centro hospitalario de gran tamaño requiere la atención completa por parte de su equipo médico. Si este está incompleto, los procesos se verán afectados considerablemente.  Esto traerá un impacto negativo en los pacientes.

Amenazas constantes

A pesar que estas instalaciones son una fuente de alto contagio debido a las diferentes patologías atendidas, esto representa uno de los menores problemas. En realidad, las razones principales están relacionadas al trabajo físico.

El levantamiento de equipos para hospitales, herramientas, paquetes médicos o asistencia al paciente son responsables de las principales lesiones sufridas en este oficio

El levantamiento de peso genera dolor y tensión muscular en la espalda y extremidades del cuerpo, provocando lesiones adicionales. Se estima que un 55% de estas lesiones amerita reposo absoluto, dejando fuera de servicio al afectado.

Por otro lado, se encuentran las caídas y golpes. Generalmente en pasillos, corredores o escaleras. El ritmo acelerado que llevan los integrantes del equipo médico también tiene ciertas consecuencias.

Un 25% de las lesiones sufridas en las jornadas laborales se deben a caídas, golpes y tropiezos. Cabe destacar que estos incidentes son los más riesgosos y la razón es simple.

El transporte de jeringas o materiales punzantes es común, pincharse con alguno utilizado mientras es trasportado de un lugar a otro representa un peligro inminente. La infección por ello trae problemas graves para la salud del trabajador.

Enfoques proactivos

Las lesiones sufridas en el trabajo serán costosas tanto para el centro de salud como para el personal afectado. Es por ello que implementar programas de capacitación para la seguridad y bienestar reducirá los riesgos y costos.

Se trata de planificar las gestiones y anticipar los posibles panoramas de riesgos a los que se estarán expuestos. Esto permite abordar las posibilidades para reducirlas y evitar complicaciones.

Se estima que implementar un programa de seguridad y bienestar laboral en un centro hospitalario traerá resultados positivos para la salud y procesos del centro médico. Con el programa se apuesta a la reducción a las posibilidades de riesgos y lesiones.

Beneficios del programa

Mantener un protocolo funcional no solo reducirá los percances sufridos, también permitirá una evaluación del ambiente antes de algún inconveniente. Es por ello que implementar un programa de seguridad y salud forma parte de las mejores solucione para hospitales.

Esto incentivará a la administración a la adquisición de herramientas beneficiosas para el trabajo capaces de reducir las principales causas. Por ejemplo, levantamiento de peso, caídas y pinchazos.

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí