Robots Forman Parte Del Equipamiento En Salas De Cirugía

En la actualidad muchos países cuentan los robots como parte de su equipamiento dentro de las salas de cirugía, mientras que en otros rincones del mundo esta tecnología viene en camino o es solo un sueño lejano, desde muy pequeños y sofisticados hasta aparatosos y enormes se pueden encontrar en el mercado.

Los estudios han demostrado que los pacientes sometidos a cirugía de derivación cardiaca mínimamente invasiva utilizando un robot tuvieron una estancia hospitalaria más corta, una recuperación más rápida, menos complicaciones y una mejor oportunidad de los que habían sido operados de forma regular.

El año pasado un hospital de Florida demostró que robots podrían permitir a los cirujanos operar de forma remota a los pacientes, si los cirujanos son capaces de realizar cirugías a distancia permitiría a los especialistas atender a los pacientes en cualquier parte del mundo, hoy en día el robots que acompaña en mayor medida al equipo médico durante procedimientos quirúrgicos es llamada Da Vinci, ha sido adoptado por los hospitales de Estados Unidos y Europa para tratar una variedad de condiciones, la consola del sistema proporciona al cirujano una alta definición y vista 3-D de la zona quirúrgica.

Robots Forman Parte Del Equipamiento En Salas De Cirugía

Estas maquinas también se pueden utilizar para ofrecer altas dosis de radiación con una precisión inferior al milímetro en cualquier parte del cuerpo, de esta forma se pueden tratar tumores en cualquier parte del cuerpo y se ha utilizado en 40.000 pacientes en todo el mundo según las estadísticas.

Mientras que todavía se necesita personal médico capacitado para supervisar algunos dispositivos, los robots quirúrgicos están apareciendo cada vez más junto a la mesa en los quirófanos, y puede que algún día puedan permitir a las personas que con sólo el conocimiento médico básico se puedan llevar a cabo operaciones fuera de un hospital.

La creciente necesidad de automatización en la asistencia sanitaria y la demanda de cirugías mínimamente invasivas están impulsando el mercado de los sistemas y procedimientos de cirugía robótica, además un aumento de los casos de cáncer colorrectal, trastornos neurológicos y enfermedades ginecológicas, entre otros impulsaría la adopción de sistemas quirúrgicos robóticos bien adaptados para procedimientos mínimamente invasivos.

Los beneficios más notorios son reducir las complicaciones post-quirúrgicas y minimizar los costes laborales, debido a esto los hospitales basados en las economías desarrolladas y en desarrollo están favoreciendo los servicios quirúrgicos automatizados, lo que finalmente conduce al  crecimiento del mercado.

Uno de los más novedosos ha sido el Sistema Flex, con forma de serpiente y logra operar con tal precisión de milímetros, puede recorrer cualquier parte del cuerpo y causando el menor daño posible a los tejidos por lo cual la recuperación es realmente rápida y con resultados efectivos, es la primera plataforma endoscópica flexible asistida por robot.

El sistema permite operar a través de sinuosos caminos no lineales, a través de un solo acceso en el cuerpo, la maniobrabilidad endoscópica proviene de numerosos enlaces mecánicos con mecanismos concéntricos, cada mecanismo se puede colocar en un estado rígido o en movimiento.

Este robot es tan fácil de usar que incluso un cirujano puede aprender en tan solo 20 minutos a utilizarlo, esta de una de las razones para permitir a los médicos militares hacer tratamiento mínimamente invasivos, rápidos y efectivos en los campos de batalla.

Una vez que el robot Flex maniobra su camino a un sitio dentro del cuerpo, los cirujanos pueden desplegar instrumentos de tres milímetros de diámetro, que se extienden más allá de su alcance para realizar los procedimientos.

Ha sido un éxito en pacientes con tumores en la parte posterior de la lengua o al región de la faringe, donde los dispositivos típicos como la endoscopia tienen a ser contraproducentes por su estructura y disposición, al mismo tiempo debemos ser realistas y aceptar que los robots quirúrgicos también tienen sus limitaciones, por ejemplo tumor con disposiciones considerables no sería un buen candidato ya que requeriría un agujero mucho más grande en el cuerpo del paciente para ser eliminado, sin contar con especialistas en tiempo real para abordajes emergencias de último minuto.

Si viéramos a los robots en la sala de cirugía como herramientas que economizan espacio y sobre todo tiempo para que el especialista este realizando procedimientos de emergencia, no se daría tantas conjeturas ya que minimizan las operaciones invasivas, generar menor daño tisular, reducen las probabilidades de infección a cifras impresionantes además de los costos de reingresos de los pacientes.

Por ejemplo la cirugía de corazón por bypass requiere tradicionalmente que el pecho de un paciente se pueda abrir por medio de una incisión larga de un pie, y un sistema quirúrgico robótico puede realizar la misma operación mediante el uso de tres o cuatro incisiones de un centímetro en el pecho, las incisiones más pequeñas significan menos daño a los tejidos y una recuperación más rápida.

Los hospitales consideran muchos factores al tiempo que ofrecen la cirugía robótica, tales como beneficios para el paciente, la competencia y los costos hospitalarios, la tendencia hacia la cirugía robótica también plantea cuestiones como el gasto sanitario en general, la eficacia comparativa de las opciones de tratamiento y el ritmo de adopción de tecnología, por lo tanto vale la pena invertir en robots quirúrgicos, a pesar de su elevado coste y escasa investigación comparativa dentro del equipamiento en salas de cirugía.

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*