5 gases frecuentes en una red de gases medicinales

Los gases medicinales son aquellos gases que están destinados a hacer contacto con las personas sin causar algún daño, mientras sean utilizados de la manera correspondiente.

Los fines para los que son utilizados los gases medicinales son muy variados, se debe a que sirven para realizar algún diagnóstico, como anestesia, entre otros. Se administran a las personas por medio de las vías respiratorias.

Los gases medicinales tienen un cuidado específico, estos deben encontrarse en un almacén. Cada bombona que contenga el gas, debe encontrarse en una posición vertical, y tienen que ser trasladas con el mayor cuidado posible.

5 gases frecuentes en una red de gases medicinales

Los gases medicinales son indispensables tanto para los hospitales, como para otras instituciones de atención médica. Es imprescindible tener conocimiento de cuales son los gases más comunes.

De esta forma lograremos comprender cuál es su función, importancia y forma de uso. Esta información garantiza el éxito de los centros hospitalarios.

Entre los gases medicinales más frecuenten tenemos:

  1. Aire medicinal

El aire medicinal es uno de los gases medicinales más comunes, este lo encontramos en cualquier centro hospitalario. Su función es administrar un aire limpio y comprimido en toda la instalación.

Esta es una manera de asegurar un aire limpio, libre de contaminación o cualquier microrganismo que afecten a las personas que se encuentren el centro médico.

El aire medicinal se caracteriza por ser inodoro, no es aceitoso y es un gas seco, esto vita que se acumule agua en las tuberías que se encargan de distribuir este tipo de gas medicinal en el hospital.

A pesar que este tipo de gas es necesario en todos los espacios del centro médico, es indispensable su distribución en las salas de emergencia y en los quirófanos. Se debe a que estos son espacios que requieren erradicar cualquier tipo de contaminación.

Las fuentes de aire medicinal obligatoriamente tienen que estar conectadas a un sistema de distribución de aire único para este tipo de gas.

  1. Oxígeno

Además del aire medicinal, el oxigeno es uno de los gases medicinales con mayor importancia, por lo que su utilización es imprescindible en todos los hospitales.

El oxígeno fue introducido en los centros de salud a principios del siglo XX. Y es utilizado en una variedad de afecciones médicas, como en los casos que el paciente presente traumatismo, shock, alguna hemorragia grave, ya sea interna o externa, reanimación, entre otros.

Este tipo de gas medicinal presenta diferentes características, entre ellas encontramos que el oxígeno es inodoro, incoloro, comburente, oxidante, no tóxico y, por último, es inflamable ante la presencia de aceites o cualquier tipo de grasa.

Normalmente, los cilindros o bombonas que contengan oxígeno están marcados con un símbolo especial, esta es una forma de diferenciarlo de los demás gases medicinales.

Cada bombona o cilindro contiene una etiqueta legible en la que se documentan las instrucciones de uso y las indicaciones de seguridad.

  1. Dióxido de carbono

Este es un tipo de gas medicinal que es utilizado en los procedimientos médicos menos invasivos, pero que, aun así, son de suma importancia para garantizar la seguridad de los pacientes.

El dióxido de carbono es utilizado mayormente en las endoscopias, artroscopias, laparoscopias, como una anestesia. También es un método de estimulación para ciertas terapias respiratorias o como una mezcla para realizar algunos cultivos de laboratorio.

Es importante decir que este gas medicinal se encarga de regular la circulación sanguínea pulmonar.

Las características que presenta el dióxido de carbono es que es uno de los gases medicinales no combustible, es inodoro e incoloro, es ligeramente picante, por lo que es normal presentar algún tipo de irritación al someterse a este gas.

También se caracteriza por no ser tóxico, ni combustible. Además, el dióxido de carbono medicinal es ideal para extinguir el fuego. No obstante, cuando se encuentra como hielo seco, es causante de quemaduras al estar en contacto con la piel.

  1. Nitrógeno

El nitrógeno es un gas médico que viene en una presentación líquida. Es utilizado para lograr remover algunos tipos de cáncer, y lesiones cutáneas. También se usa para la criocirugía.

El nitrógeno líquido médico evita la oxidación de las muestras como el almacenamiento de los tejidos, sangre o células a través de una temperatura criogénica que produce.

Este también se puede mezclar con otros gases medicinales con el fin de proporcionar pruebas de función pulmonar. Es importante decir que la industria farmacéutica utiliza el nitrógeno para fabricar algunos medicamentos.

Uno de los beneficios del nitrógeno es que permite utilizarse para accionar algunas herramientas que se encuentren en lugares donde no haya aire para estos instrumentos.

El nitrógeno líquido médico tiene una temperatura bajo cero, por lo tanto, congela el tejido al hacer contacto con este gas medicinal. Es por esto que es utilizado para eliminar verrugas, o para congelar muestras de tejidos. Sin embargo, normalmente encontramos este gas en el quirófano.

  1. Óxido nitroso

El oxido nitroso es el gas medicinal conocido coloquialmente como el “gas de la risa”. Este lo encontramos mayormente en los consultorios de los dentistas, ellos lo utilizan como un analgésico desde el año 1812.

Sin embargo, es común encontrar este tipo de gas medicinal en cualquier procedimiento quirúrgico actual, ya sea como un medio anestésico o analgésico. El oxido nitroso es utilizado también en el área dermatológica y oncológica.

Las características físicas que presenta este gas es que es incoloro e inodoro, tiene un sabor peculiar, un poco dulce. Es un gas medicinal oxidante, con un bajo nivel narcótico, es comburente y no corrosivo, tampoco es tóxico.

Fuente:
www.chthealthcare.com

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí