Distribución segura de gases médicos hospitalarios

Desde el punto de vista técnico y de innovación el sector médico está altamente regulado y esto aplica principalmente para las instalaciones de gases médicos, una de los más completos sistemas hospitalarios esenciales, en los que la seguridad, la calidad y el funcionamiento fiable de todo el sistema juega un papel vital y para lograr que este sistema trabaja correctamente es necesario tener en cuenta una serie de regulaciones y requerimientos especiales, lograr una funcionalidad óptima de todo el sistema y tener en cuenta además, las necesidades del centro hospitalario.

Distribución segura de gases médicos hospitalarios

Por esta razón, es de vital importancia que en el momento de planear la instalación de una red de gases médicos en un centro de atención para la salud se tomen en cuenta las consultorías por parte de profesionales, el diseño de la red de gases, el manejo adecuado y la gestión del proceso, la instalación de la red por técnicos y personal autorizado, preferiblemente con experiencia, el mantenimiento que se le debe de dar a la red y el entrenamiento para su adecuado manejo.

Sistema de ductos de los gases médicos

Absolutamente invisible en la rutina diaria que se realiza en un hospitales, pero esencial para un suministro fiable y consistente de gases médicos de alta pureza es el sistema de gasoductos médicos.

Una red de gases médicos que funcione adecuadamente necesitará además de una serie de diferentes materiales y componentes de alta calidad, una planificación, manipulación e instalación adecuadas.

Todos estos tubos que forman parte de la red de gases deben de ser sometidos a diferentes tipos de pruebas para poder así detectar la presencia de carbono residual para garantizar de forma fiable el cumplimiento de los requisitos de limpieza interna.

Esto es un aspecto muy importante que debe de realizarse con el objetivo de evitar la contaminación durante el almacenamiento y la manipulación de los gases y de las tuberías.  Algunos de los requerimientos necesarios para lograr una buena instalación son los siguientes:

  1. Los tubos deben de ser fabricados utilizando materiales libres de oxígeno.
  2. Lo ideal es utilizar el cobre con una pureza de 99.9%.
  3. Deben de tener una superficie limpia, que siempre esté libre de aceite y grasa.
  4. Necesitan tener propiedades bacteriostáticas.
  5. Deben de ser impermeables y, además, resistentes a la corrosión.
  6. Sus material no pueden tener la capacidad de reaccionar ante el contacto del gas que transportan.
  7. El material deberá de ser duradero y capaz de brindar un alto nivel de seguridad durante su funcionamiento.

Suministro seguro de gases médicos

Las salidas de gases médicos son la interfaz entre el sistema central de suministro de gases médicos y todos los tipos de dispositivos de suministro de gases.

El bloqueo y desbloqueo seguro de los aparatos que trasladan los gases deberá estar garantizado en todo momento incluso cuando se utilizan conexiones diseñadas para tipos de gas específicos y a un sistema integrado de protección.

Los tomacorrientes que se utilicen para conectar las redes de gases deberán de tener su instalación empotrada en la pared o en superficie y pueden colocarse donde sea conveniente para el usuario, en lugares como las unidades de cabecera de cama o en los sistemas modulares para techo o paredes con el objetivo de que estén al alcance del personal que trabaja en el área para optimizar la salud del paciente.

Fácil gestión de los sistemas de gases médicos

El suministro de un gas médico hospitalario se monitorea por medio de cajas de control y de cierre, las cuales por lo general se instalan cerca de la estación de enfermería.

Cada tubería de gas debe de estar equipada con un manómetro, el cual puede ser analógico o digital, un contacto para la indicación de altas y bajas presiones en el monitor de alarma, y una válvula de cierre separada, además, es importante que cuenta con una entrada de emergencia para cada línea de gas, excluyendo el vacío.

Las cajas de control de los sistemas de redes de gases médicos deben estar equipadas con una pantalla digital programable que tenga además la capacidad de poder mostrar la presión de trabajo.

Los límites de advertencia y alarma se pueden ajustar de forma individual dependiendo de las necesidades y, cuando se presenta algún tipo de irregularidad en el funcionamiento de la red, es importante contar con una alarma visual que pueda activarse y una acústica que especifique el tipo de gas que está teniendo problemas.

Suministro centralizado de gases médicos

Para lograrlo, existen varios aspectos que se deben cumplir, entre ellos mencionamos:

  1. Suministro seguro

Una adecuada red de gases garantiza un funcionamiento sin problemas y puede ser controlado neumáticamente o mediante válvulas magnéticas.

  1. De fácil uso para el usuario

El uso de la pantalla digital permite la monitorización electrónica del sistema de suministro de gases médicos, mostrando el estado del colector y activando una alarma en caso de avería.

  1. Buena compatibilidad

Para todos los mensajes visualizados, las señales pueden transmitirse a un sistema de comunicación externo.

El mercado de la salud está en constante evolución, la tecnología avanza rápidamente y las soluciones son cada vez más complejas y técnicas y por esta razón entrenar adecuadamente al personal que estará a cargo del uso de las redes de gases medicinales es muy importante.

Fuente:
www.integromed.de

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*