Sistemas de protección para paredes Parte I

Las instalaciones hospitalarias están en constante ajetreo todos los días. Esto se debe al sistema de atención continua (24/7). La cantidad de pacientes que ingresan a diario es colosal.

Los llamados de emergencias usualmente requieren de equipos para hospitales especiales que ayuden con el traslado del paciente de un área a otra. Por ejemplo, las camillas para pacientes.

Sistemas de protección para paredes Parte I

Son estructuras sólidas de armazón metálico (en su mayoría) que contribuye con el traslado de personas heridas, enfermas o con dificultades físicas. Es una cama pequeña que consta de ruedas para el movimiento. Su utilidad es fundamental en la recuperación del afectado.

Si bien son necesarias para la atención hospitalaria, el manejo por pasillos y habitaciones suele traer ciertos contratiempos indeseados, como golpes y raspones a las paredes del sanatorio.

Consecuencia del deterioro estructural

Las fisuras, rendijas o rupturas en las paredes de un centro clínico u hospitalario traerán consecuencias perjudiciales para los pacientes, personal médico e integridad del lugar.

Los virus y bacterias son pequeños microorganismos que abundan en las instalaciones médicas. Especialmente cuando las condiciones estructurales del hospital son un refugio para estos elementos.

Ellos logran procrear en espacios como rendijas, fisuras, grietas, huecos o uniones en la superficie. Es por ello que la integridad de los pisos, paredes y techos debe ser obligatoria. Sin excepción.

Los virus y bacterias más usuales en las instalaciones médicas son los Enterococcus, Staphylococcus aureus, el Clostridium difficile.

Por eso los protocolos de limpieza, desinfección y esterilización en los hospitales son tan estrictos. Cada sanatorio posee normas y estándares de asepsia especiales.

Protectores para paredes

Al existir tantas probabilidades de propagación bacteriana, estas instalaciones han comenzado a adoptar ciertas soluciones para hospitales útiles, de excelentes resultados.

Se trata de los protectores para paredes. Son artículos que van anclado a la estructura, en este caso, a las paredes de los centros clínicos y hospitalarios.

El objetivo principal de los protectores para paredes es impedir que ciertos objetos choquen con ellas y produzcan daños en la estructura. Por ejemplo, las camillas para hospitales, carritos transportadores, sillas de rueda, entre otros.

Los materiales son variados. Sin embargo, los más recomendables son los de acero inoxidable y aluminio de alta densidad. Estos son metales fuertes y duraderos que con el acabado indicado evitan la acumulación bacteriana.

Control de calidad

Son sometidos a procesos de pulido intensivos para eliminar de su superficie cualquier poro, rendijas o imperfecciones. El pulido consiste en sellar y alisar la superficie del metal.

Una vez han sido tratado la adherencia de microorganismos es casi imposible. Especialmente, cuando son sometidos a los protocolos de limpieza, desinfección y esterilización rutinarios.

La altura a los que son fijados dependerá del área de instalación y de los equipos para hospitales que se utilice. Por ejemplo:

  • Salas de emergencia
  • Salas de cirugía
  • Habitaciones
  • Salas de espera
  • Áreas de higiene

Los tipos de protectores existentes en el mercado actual abundan en forma, tamaño, calidad y costo. Sin embargo, los más recomendados por su protección, diseño y estética son los siguientes:

Protector modelo BR -400V

Este modelo posee colores estándar de fabricación. Sin embargo, según el proyecto la gama de colores estará disponible. Integra molduras o tiras decorativas

Integra barandillas superiores de vinil resistente a múltiples golpes. El acabado del producto es liso. Los sujetadores de instalación están empotrados en la estructura.

El modelo viene con cojín de impacto integrado para reducir la onda de choque. El producto es fijado en la pared a través de espárragos metálicos.

Características técnicas

  • Cumple con la norma ADA.
  • Resistente al fuego de clase A.
  • Las esquinas y remates del protector están moldeadas con alma protectora.
  • Resiste golpes de alto impacto.
  • Rango de medidas: 12”-0” (3658).

Modelo contra camillas BR -500

El modelo BR -500 viene en color estándar de fabricación e incluye gama de colores extras. Integra molduras o tiras decorativas.  Su instalación consta de vigas de refuerzo en acero.

Está compuesto por barandillas superiores de vinil resistente a múltiples golpes. El acabado del producto es estriado.  Los sujetadores de instalación están empotrados en la estructura.

Características técnicas

  • Aleación 60603 T-6.
  • Cumple con la norma ADA.
  • Resistente al fuego de clase A.
  • Resiste golpes de alto impacto.
  • Rango de medidas: 12”-0” (3658).

Modelo contra camillas WG-6

Viene en color estándar de fabricación e incluye gama de colores según el proyecto. Posee cubierta de vinil protectora de 0.080” (2.0mm) de grosor. El acabado final es texturado.

Los sujetadores de la estructura son de tipo escalonado. El modelo consta de cojín de impacto integrado para reducir la onda de choque. La cubierta es de aluminio y está fabricada en aleación 6063-T5 de 0.072” (1.8mm) de grosor.

Características técnicas

  • Cumple con la norma ADA.
  • Resistente al fuego clase A.
  • Tapas finales.
  • Resiste golpes de alto impacto.
  • Rango de medidas: 12”-0” (3658).

Modelo protector WG -6

Viene en color estándar de fabricación e incluye gama de colores según el proyecto. Posee cubierta de vinil protectora para alto impacto. El protector es de aluminio de 0.100 (2.5mm) de grosor. El acabado final es estriado.

  • Resistente al fuego clase A.
  • Tapas finales moldeadas.
  • Esquinas exteriores moldeadas.
  • Rango de medidas: 12”-0” (3658).

Ir a la 2da Parte

Seisamed

Si desea que le enviemos alguna cotización favor de llenar el formulario de contacto, Haga Click Aquí

Deja un Comentario...

*